POLÍTICA
05/04/2013 11:37 CEST | Actualizado 05/06/2013 11:12 CEST

La Casa Real, cercada por los escándalos, accede a ser incluida en la Ley de Transparencia

Gtres

La Casa Real española ha accedido a ser incluida en la nueva Ley de Transparencia, una noticia que se conoce en pleno escándalo por la imputación de la infanta Cristina en el caso Nóos.

Según ha confirmado un portavoz de Zarzuela a El HuffPost, la Casa Real lleva "más de dos meses" negociando con el Gobierno la forma en la que se supervisarán sus actividades.

Desde Zarzuela añaden que la Casa Real pidió estar "expresamente incluida" en la ley de Transparencia y que las conversaciones se iniciaron a petición de la Casa Real.

La Casa del Rey nunca se ha manifestado en contra de someterse a este control si bien públicamente, cuando se le preguntaba acerca de este tema, se limitaba a señalar que se trataba de una decisión que estaba en manos del Parlamento.

La vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría ha confirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que tras el debate sobre el Estado de la Nación, "donde se llegó a un acuerdo muy amplio para incluir a instituciones", la Casa Real "manifestó su voluntad de encontrar la forma de someterse a la Ley de Transparencia".

¿HASTA DÓNDE?

Hasta dónde llegará el control de la norma futura es algo que tendrán que acordar las fuerzas políticas, ha afirmado el portavoz de Zarzuela, que añade que "no se ha ido más allá" presentando propuestas concretas porque esta labor "pertenece al propio trabajo parlamentario".

Santamaría tampoco ha dado detalles de como se articulará la inclusión de la Corona en la futura ley, y qué partidas podrían quedar excluidas de la misma.

"Deberemos ajustar la ley de Transparencia a sus propias circunstancias", ha dicho la vicepresidenta, añadiendo que al ser una institución y no una administración pública, el modelo será similar a los que se apliquen a "otros órganos del Estado".

LA LEY, EN TRÁMITES EN EL CONGRESO

La norma, en trámite parlamentario desde el pasado mes de septiembre, pretende regular el acceso de los ciudadanos a la información de las Administraciones Pública y establece un catálogo de principios éticos, con infracciones y sanciones en caso de incumplimiento para miembros del Gobierno y altos cargos públicos.

Este mismo jueves, el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, recordó que esta nueva ley se encuentra en el Congreso, subrayó que lo más razonable es acometer una regulación similar a la que existe en el resto de países de la UE y precisó que se está trabajando en este sentido.

Hasta ahora, el grupo parlamentario popular había apuntado que bajo la nueva Ley de Transparencia podrían quedar los recursos públicos que emplean diversos ministerios, como Interior o Exteriores, al servicio de la Casa del Rey.

En este sentido, el PP recordaba que la Constitución establece que el Rey "distribuye libremente" la cantidad que recibe de Presupuestos Generales del Estado "para el sostenimiento de su familia y Casa".

La noticia se conoce en plena crisis institucional de la Corona, cercada por los escándalos. Tras la imputación del duque de Palma en el Caso Nóos, ha llegado la de su mujer, la infanta Cristina en el que ha sido el peor año del rey.

La inclusión de la Corona en la futura ley de Transparenciaha sido reivindicada reiteradamente por varios partidos políticos como PSOE, CiU, IU o PNV, y también por numerosos grupos ciudadanos, algo a lo que se oponía el PP y el Gobierno.

IU: "ENTRAN CON CALZADOR"

El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha asegurado que la Casa del Rey "parece que entra con calzador" en la Ley de Transparencia, después de que esta institución haya pedido al Gobierno que la incluya en esta norma.

En rueda de prensa, Lara ha considerado que si la Casa del Rey hubiera accedido a estar en la Ley de Transparencia desde el momento en el que lo pidieron algunos partidos y la sociedad en general esta institución "se hubiera quitado de en medio un calvario".

"Si hay que poner transparencia hay que saber si hay cuentas en Suiza y si la infanta Cristina cobraba una cantidad del Estado y al mismo tiempo estaba metida en una empresa de la que el propio Rey pidió a Iñaki Urdangarín que se retirase", ha añadido.