NOTICIAS
29/04/2013 19:55 CEST | Actualizado 29/04/2013 20:01 CEST

El juez imputa a Francisco Javier Delgado, hermano de Miguel Carcaño, por la muerte de Marta del Castillo

EFE

El asesino de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, ha ratificado este lunes "sin fisuras" su nueva versión de que fue su hermano Francisco Javier Delgado quien mató a la joven, por lo que el juez ha decidido citar a este último como imputado.

Carcaño ha declarado durante una hora y tres cuartos ante el juez Francisco de Asís Molina, a quien ha incidido en que su hermano mató a Marta con la culata de su pistola y que luego entre ambos la enterraron en un solar de La Rinconada (Sevilla), pero no ha dado ningún detalle sobre este emplazamiento sino solo "vaguedades", según han comentado a los periodistas fuentes presentes en la declaración.

La Fiscalía "no da ninguna credibilidad a esta versión", han precisado las fuentes, pese a lo cual el juez ha decidido citar a Delgado como imputado, en una fecha aún no precisada, para que se defienda de la nueva versión del crimen ocurrido el 24 de enero de 2009.

En su anterior declaración -la séptima distinta que presta-, Miguel Carcaño habría asegurado que los hechos tuvieron lugar sobre las 22,00 horas del día 24 de enero de 2009 en una vivienda de León XIII, cuando el asesino confeso y su hermano iniciaron una discusión por motivos económicos.

De este modo, y según las fuentes, Francisco Javier Delgado le habría achacado a su hermano que se hubiera gastado el dinero previsto para pagar la hipoteca del inmueble, lo que motivó que Marta del Castillo "se metiera por medio" para mediar e intentar evitar que la discusión fuera a más, momento en el que Francisco Javier Delgado le propinó un golpe en la cabeza con la culata de la pistola que le causó la muerte.

TRASLADO DEL CUERPO

A continuación, y según ha declarado ahora Miguel Carcaño, ambos trasladaron el cuerpo en coche a una zanja ubicada en una finca de la localidad de La Rinconada, lugar en el que enterraron el cadáver, una declaración ésta que ha motivado incluso que Carcaño haya salido dos veces de la cárcel de Morón de la Frontera donde se encuentra interno a fin de indicar a la Policía el lugar exacto donde fue escondido el cuerpo de Marta.

Según las fuentes consultadas por Europa Press, Carcaño también habría exculpado en esta nueva declaración al 'Cuco' -ya en libertad después de cumplir la condena impuesta por encubrir el crimen- y a Samuel Benítez, que fue absuelto inicialmente por la Audiencia Provincial de un delito de encubrimiento, aunque el Tribunal Supremo ha ordenado a la Audiencia que dicte una nueva sentencia sobre su caso.

En una sentencia conocida el 13 de enero de 2012, la Audiencia Provincial condenó al asesino confeso de la joven, por un delito de asesinato, a 20 años de prisión y la prohibición de residir en la misma localidad o ciudad donde lo hagan los padres y las dos hermanas de la víctima durante 30 años, así como de aproximarse a menos de 500 metros y de comunicarse por cualquier medio con ellos por el mismo espacio de tiempo.

Posteriormente, el Tribunal Supremo decidió elevar la condena un año y tres meses por un delito contra la integridad moral a cuenta del sufrimiento provocado a los padres de la víctima con sus constantes cambios de versión sobre el paradero del cuerpo, paradero que a día de hoy sigue sin conocerse.