POLÍTICA
12/05/2013 12:50 CEST | Actualizado 12/05/2013 12:50 CEST

Fernández Díaz, sobre los escraches: "Son actos de hostigamiento e intimidación que vulneran el derecho a la intimidad"

EFE

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, se ha sumado a las voces críticas con el Presidente del Tribunal Supremo, Gonzalo Moliner, quien aseguró que "los escraches son un ejemplo de libertad de manifestación". "Para nada comparto lo dicho por el presidente del TS", ha señalado el ministro, que opina que los escraches son "actos de hostigamiento e intimidación que vulneran el derecho a la intimidad personal o a la inviolabilidad de los domicilios".

En una entrevista al diario ABC, Fernández Díaz ha insistido en que suscribe "de la A a la Z" la postura del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, sobre el aborto. En cuanto a las voces discrepantes del PP en este tema, ha indicado que "no tiene duda" de que cuando el Gobierno presente el proyecto de ley "el partido estará como una piña".

Esas palabras llegan unos días después de que el ministro del Interior asegurase que el aborto "tiene algo que ver con ETA, pero no demasiado".

Ha asegurado por otro lado que el Parlamento catalán debe acatar la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de suspender la declaración soberanista. A su juicio, en Cataluña "no puede imperar la ley de la selva".

"En un Estado de Derecho, un Parlamento tiene que ser especialmente respetuoso, porque si no respeta las leyes tampoco podrá pedir respeto para las leyes que emanen de él", ha apuntado el ministro.

El titular de Interior confía en que "las aguas vuelvan al cauce del que nunca debieron salir". "Es evidente que el Gobierno hará cumplir la Constitución", ha dicho, para añadir que "nadie" debe tener "la más mínima duda" sobre esto. "Empezando por Artur Mas", ha apostillado.

ETA EN "EXTREMA DEBILIDAD"

Sobre la banda terrorista ETA, el ministro del Interior asegura que está "en extrema debilidad operativa", en la clandestinidad y "manteniendo lo que le queda del aparato logístico apenas para subsistir". "La ETA que hemos conocido y padecido durante 50 años ya no existe ni va a poder existir", ha afirmado.

Además, señala que mientras la banda no se disuelva "el Gobierno va a seguir actuando" y explica que cuando esto ocurra, a los presos que se desvinculen de la banda y cumplan con el ordenamiento "no tiene por qué aplicárseles con carácter general la dispersión".

Precisamente, el ministro ha destacado la última operación contra ETA en Francia, que se produjo esta semana, como su "mejor momento como ministro". Su peor momento también está ligado a la banda terrorista: el caso Bolinaga.

NOTICIA PATROCINADA