NOTICIAS
17/05/2013 11:56 CEST | Actualizado 17/05/2013 13:38 CEST

Día contra la Homofobia: El drama silencioso del acoso escolar

GTRES

Los datos son estremecedores. El 45% de los homosexuales en España tiene miedo a darse la mano en público. El 91% de los españoles ha sufrido o sido testigo de acoso homofóbico en la escuela y hasta un 43% de los adolescentes ha pensado alguna vez en quitarse la vida por el acoso debido a su condición sexual.

Es el drama silencioso que viven los chavales en las escuelas y ante el que los colectivos denuncian la falta de acciones para frenarlo. Con motivo de la celebración del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha solicitado amparo a los defensores del Pueblo, tanto a nivel nacional como autonómico, para que las instituciones adopten “medidas urgentes”.

LEE EL BLOG DE BOTI GARCÍA: "No quiero ir al colegio"

LEE EL BLOG DE JOEL BEDOS: "¡Feliz Día Internacional contra la Homofobia y la Transfobia!"

La FELGTB ha entregado a estos comisionados el documento ‘Acoso escolar y riesgo de suicidio por orientación sexual e identidad de género: el fracaso del Sistema Educativo’ en el que se recogen una veintena de estudios en los que han participado 12.000 jóvenes.

Los datos que arrojan ponen de manifiesto, según la federación, la “inoperancia” y la “pasmosa inacción” del Ministerio de Educación y de las consejerías autonómicas ante la vulnerabilidad de adolescentes y jóvenes lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, además de los hijos de familias LGTB.

EL 56% SUFRE VIOLENCIA Y EL 17% SE INTENTA SUICIDAR

El estudio ‘Jóvenes LGTB’ -que forma parte del documento- recoge que el 56,2% de ellos ha sufrido algún tipo de violencia psíquica o física en el ámbito educativo. Este porcentaje aumenta hasta el 65,7 % en el alumnado varón.

Además, según las cifras del estudio ‘Acoso escolar homofóbico y riesgo de suicidio en adolescentes’, hasta el 17% de las víctimas se intenta suicidar por esta situación y un 43% ha tenido el pensamiento de quitarse la vida.

Una de las claves está en el profesorado. En las universidades Complutense y de Málaga se ha analizado esta cuestión, con la conclusión de que es “prácticamente inexistente” la formación de los docentes en diversidad sexual y prevención de este tipo de acoso.

Todo esto ocurre, según el documento, “con frecuencia” ante el silencio y el desconocimiento de docentes, equipos directivos de los centros y las propias familias. En ocasiones, según señala el informe, también procede de profesionales del propio centro.

ESPAÑA, EN EL PUESTO 18 DE LA UE EN ACOSO

La Petición a la defensora del Pueblo coincide con la publicación a nivel europeo de una encuesta de la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE, que especifica que el 91% de los españoles ha padecido o visto en sus centros escolares comentarios o ataques homofóbicos, lo que sitúa al país en el puesto 18 de la Unión en este tipo de presión en los colegios.

Este informe refleja el miedo a mostrar la orientación sexual entre los homosexuales europeos. Un 66% aseguró temer darse la mano en público, un miedo sobre todo patente entre las parejas de hombres. El porcentaje en España es del 45%.

La Federación ha colaborado en los formularios para el estudio europeo, que sitúa a España como el país con mayor visibilidad por parte de las parejas del mismo sexo y en la posición séptima en lo relativo a discriminación o violencia motivada por orientación sexual o identidad de género.

PLANES DE ACCIÓN

Por todo ello, quieren que los defensores del pueblo exijan a las instituciones educativas implantar un plan de plan de prevención del acoso homofóbico, bifóbico y transfóbico. En este punto, reclaman además potenciar estudios que permitan conocer en profundidad la realidad y la problemática de los jóvenes pertenecientes a minorías sexuales o familiares y formar adecuadamente al profesorado y los profesionales que trabajan con ellos.

De esta manera se pretende terminar con lo que evidencian estos informes: “el sistema educativo no es un espacio seguro para los jóvenes LGTB, que con frecuencia sufren discriminación, acoso, violencia, y que no reciben apenas referentes positivos sobre su realidad”.

EXPERIENCIA EN LAS AULAS

¿Cómo se puede superar esta situación? Ángel Lázaro, vocal de Educación del Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM) visita centros escolares para tratar este tema. Según relata a El Huffington Post, se organizan jornadas de dos días de teoría y dinámica de grupo para luchar contra la homofobia.

Se dan las “explicaciones y conceptos básicos” y, a partir de ahí, surgen las “preguntas”. “Se les abre una ventana”, añade Lázaro, que comenta que lo que más aprecian los escolares es cuando los voluntarios cuentan en primera persona su historia. En algunos momentos, llegan a aplaudir y destacan este “acto de valentía”.

Ha visto incluso casos de “lucha interna” de alumnos para aceptar la homosexualidad de otros compañeros por “motivos de religión”. Además, subraya que a los alumnos gais se les “da de lado” en muchas ocasiones y “sufren el estigma” de que muchos piensan que si se juntan con ellos, van a creer que también lo son.

No obstante, Lázaro asegura que los jóvenes encaran estos talleres “siempre en positivo y responden bien”. Y no solo desde COGAM ofrecen esta ayuda, sino que los centros educativos también les contactan para que realicen estos cursos año tras año. Un paso más en la lucha contra este drama silencioso en las aulas.

EL HUFFPOST PARA IKEA