NOTICIAS
19/06/2013 12:23 CEST | Actualizado 19/06/2013 15:01 CEST

Ruth Ortiz asegura en el juicio a Bretón que ha "estado viviendo con un asesino en potencia" (VÍDEO)

"He estado viviendo con un asesino en potencia". Con estas palabras ha descrito Ruth Ortiz a las intenciones de su exmarido, quien un día le dijo que no se iba de este mundo "sin matar a alguien".

Tras la declaración de José Bretón, la madre de Ruth y José, los niños que desaparecieron en Córdoba en 2011, ha declarado este miércoles en el juicio en el que se determinará la vinculación de José Bretón con la desaparición de los pequeños.

Ortiz ha reconocido que su relación era "horrible" y que su expareja "no era cariñoso" ni con ella ni con sus hijos y que no discutía con él "para no enfadarlo".

"NO QUERÍA SABER NADA"

La madre de los menores ha recordado que cuando decidieron tener hijos su exmarido le dijo que serían responsabilidad de ella, ya que él "no quería saber nada", además ha recordado dos hechos puntuales de Bretón con sus hijos. "Apartó con desprecio a la niña cuando se sentó en sus rodillas", ha asegurado Ortiz, y "pegó una bofetada" al niño "porque no quería comer la papilla".

La mujer, que no ha podido contener las lágrimas al recordar a sus hijos, también ha reconocido que nunca puso problemas a su exmarido para que viera a los niños y que tomó la decisión de separarse porque su vida era ya "infeliz" y se sentía "anulada y triste".

Durante la comparecencia de Ortiz, que ha durado más de dos horas, el acusado ha permanecido esposado y oculto tras una mampara. Bretón enfrenta 40 años de cárcel y la decisión final la tomará un jurado popular compuesto por siete mujeres y dos hombres y de ser declarado culpable.

ORTIZ PIDE RESPETO

Momentos previos a su comparecencia como testigo, que ha comenzado a las 10.10 horas de la mañana en la Audiencia Provincial de Córdoba, Ortiz ha dado las gracias a los que han contribuido a que la desaparición de sus hijos "no cayera en el olvido", pero ha pedido respeto para ella y su familia, porque "son momentos muy duros", se ha excusado.

"Como sabéis todo lo que va a pasar en la sala no tengo nada más que decir y así que no tendremos ningún portavoz ni mi familia ni yo. Cuando queramos hablar lo haré yo", ha informado a los periodistas.