POLÍTICA
18/09/2013 13:13 CEST | Actualizado 18/09/2013 14:55 CEST

Funcionarios encontraron una microcámara envuelta en un condón en el módulo de Bárcenas

El Ministerio del Interior ha revelado este miércoles que el pasado 6 de septiembre los funcionarios de la prisión madrileña de Soto del Real encontraron una microcámara sin tarjeta en una papelera del módulo de presos donde se encuentra el extesorero del PP Luis Bárcenas.

Según informa Interior en un comunicado el hallazgo del dispositivo (una pequeña cámara de grabación de ocho gigabytes y de unos cinco centímetros), que se encontraba envuelto en un preservativo, fue fruto de los "exhaustivos controles" realizados por los funcionarios en el módulo 4 de la cárcel.

La cámara encontrada en la prisión

Nada más conocer la difusión de las imágenes ayer en laSexta, la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias abrió una investigación para averiguar el origen de los vídeos grabados en el interior de la prisión, en los que se ve a Bárcenas en una misa, tomando notas en una sala o en el patio.

BÁRCENAS DENUNCIARÁ A PRISIONES

Javier Gómez de Liaño, abogado de Luis Bárcenas, ya ha anunciado que comenzará acciones penales contra Instituciones Penitenciarias por vulnerar el derecho a la intimidad del extesorero debido a la difusión este martes de vídeos de su cliente en prisión.

Durante la tarde el letrado ha visitado a Bárcenas en Soto del Real y ambos se han reunido con el director del centro para tratar de esclarecer qué es lo que había sucedido para que salieran las imágenes de la cárcel emitidas por laSexta. Al abandonar la prisión ha sido cuando Liaño ha anunciado que denunciará a Prisiones y ha responsabilizado al ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, y al secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, por un incidente que ha tachado de "macabro y siniestro".

Después de que Interior anunciara esta tarde una investigación en torno a la grabación de los vídeos, Prisiones ha recordado a través de un comunicado que la legalidad vigente prohíbe "tajantemente" el uso en el interior de las cárceles de telefonía móvil, acceso a internet por cualquier medio tecnológico, así como la utilización de cualquier dispositivo que grabe imagen o sonido.

ESPACIO ECO