POLÍTICA
01/10/2013 11:45 CEST | Actualizado 01/10/2013 11:45 CEST

Inmaculada Michinina, la vendedora que reventó el pleno de Cádiz, vuelve a protestar a la alcaldesa (VÍDEO)

Inmaculada Michinina, la vendedora que reventó el pleno de Cádiz, ha vuelto a verse las caras con Teófila Martínez, regidora gaditana del PP.

"¿Me mira usted, por favor, señora alcaldesa?", arrancaba Michinina, que en julio convirtió su reivindicación a favor de los vendedores sin licencia del mercadillo de El Baratillo en todo un fenómeno viral en Internet.

Michinina recuerda unas declaraciones de la alcaldesa en las que aseguraba estar "preocupada" por la seguridad del pleno del Ayuntamiento de Cádiz:

"Yo le pregunto a usted si usted sigue igual de preocupada por las personas que vivimos en una infravivienda. Aquí le traigo imágenes de cómo vivo. Yo no sé qué dibujos le hacen sus hijos, mi hija con tres años dibuja cucarachas. En mi casa vivimos con humedades, con ratas, con cucarachas. Usted está acostumbrada a escuchar esto, ¿no? Porque esa es la vivienda que hay en Cádiz. Pues yo no. Ni me acostumbro, ni quiero acostumbrarme".

Tras reprochar a los concejales no haberle dado una solución a sus problemas, se dirige a la concejala de Bienestar Social. "A día de hoy todavía estoy esperando a que haga usted algo. Ese es el bienestar social que tienen mis hijas. Este", le espeta. Y después, explica que su marido ha ido a la puerta del Ayuntamiento con intención de quemarse "a lo bonzo".

Es ahí cuando vuelve a dirigirse a la alcaldesa:

"Después dice usted, señora alcaldesa, que las personas que venimos al pleno no venimos a enseñar problemas reales, que venimos a palmear a la oposición. No, señora alcaldesa. Yo la invito a usted a vivir mi vida, a ponerse en mis zapatos, a andar lo que yo ando. Y solamente entonces le permitiré criticarme. Está usted acabando con esta ciudad, está usted terminando con un pueblo. Con un pueblo que no puede más. Háganme un favor: si no saben trabajar para nosotros, dimitan".

Este es el discurso que realizó Michinina el pasado mes de julio:

ESPACIO ECO