INTERNACIONAL
02/10/2013 21:13 CEST | Actualizado 02/10/2013 21:13 CEST

Los servicios de Inteligencia de EEUU advierten de los riesgos del bloqueo para la seguridad nacional

EFE

Los servicios de Inteligencia de EEUU han advertido este miércoles de que el cierre del Gobierno que comenzó el lunes supone una amenaza contra la seguridad nacional y han instado al Ejecutivo a resolver la situación lo antes posible.

"He estado trabajando en Inteligencia durante 50 años. Nunca he visto nada igual", ha afirmado el director de la Inteligencia Nacional, James Clapper, en una comparecencia ante la comisión judicial del Senado.

[MIRA 10 IMÁGENES DEL CIERRE DEL GOBIERNO EN EEUU]

El cierre del Gobierno, según Clapper, afecta a la capacidad estadounidense para "apoyar al Ejército, a la diplomacia y los asuntos de política exterior". Además, el dirigente ha asegurado que esta situación se acumulará con el tiempo. "El perjuicio será insidioso, así que cada día que pasa el peligro aumenta", ha explicado.

El director de Inteligencia también ha informado de que alrededor del 70% de los trabajadores civiles de la agencia no podrán ir a trabajar esta semana debido al cierre del Ejecutivo, lo que, desde su punto de vista, podría llevar a las agencias extranjeras a reclutar a su personal.

Keith Alexander, director de la Agencia de Seguridad Nacional, también se ha referido al bloqueo: "Nuestra nación necesita gente así y la manera en la que los tratamos es decirles: 'tienes que irte a tu casa porque no podemos pagarte'', y ha coincidido con Clapper en el interés de las agencias extranjeras en contratar a sus empleados.

LOS FUNCIONARIOS ABANDONAN SU TRABAJO

Asimismo, Alexander ha mostrado su preocupación sobre la repercusión psicológica del parón sobre los funcionarios. Según el director de la NSA el hecho de no poder ir a trabajar está minando su moral, por lo que se corre el riesgo de perder miles de doctores, informáticos y matemáticos que se han visto obligados a abandonar su trabajo.

El jefe del Ejército de Estados Unidos, el general Ray Odierno, también ha instado a una rápida resolución del conflicto en el Gobierno, ya que está afectando a las operaciones militares cotidianas.

"Va a ser difícil para nosotros hacer todo. No vamos a hacer entrenamiento como lo haríamos normalmente, no viajaremos, no ejecutaremos la coordinación necesaria, sólo tareas esenciales para la misión", ha afirmado Odierno.

"Cuanto más tiempo se extienda, peor será. Cada día que pasa, estamos perdiendo trabajadores, estamos perdiendo capacidad, por lo que para mí es importante que resolvamos esto", ha sentenciado el general.