INTERNACIONAL
01/11/2013 14:02 CET | Actualizado 01/01/2014 11:12 CET

Protestas contra los recortes en Portugal: miles de personas se congregan frente al Parlamento en Lisboa

REUTERS

Dentro del Parlamento los diputados portugueses votaban los Presupuestos para 2014. Fuera del edificio, miles de ciudadanos mostraban su rechazo a los nuevos recortes impuestos por la troika en una protesta masiva convocada por el principal sindicato de Portugal, la CGTP.

Los votos de la coalición conservadora en el Gobierno de Portugal permitieron que los Presupuestos superasen la primera votación parlamentaria pese al rechazo en bloque de la oposición y la ciudadanía. Las cuentas anuales, muy duras, pretenden ahorrar 3.900 millones de euros y evitar a toda costa la humillación de pedir un segundo rescate.

Con pancartas en las que se podía leer "delincuentes" y "Basta la troïka!" constantes proclamas que calificaban el proyecto presupuestario de "robo", los manifestantes reflejaron su frontal oposición al nuevo adelgazamiento del gasto público que recogen estos Presupuestos, que pretenden contribuir a reducir el déficit público al 4% del PIB, como exige la troika.

Los manifestantes recorrieron desde las 10.00 horas la céntrica calle Sao Bento y se congregaron junto a la Asamblea General de la República mientras los diputados debatían el texto presentado por el Ejecutivo luso por segunda jornada consecutiva.

PRESUPUESTOS "DIFÍCILES"

Jubilados, miembros de la Federación Nacional de Profesores, estibadores y otros representantes sindicales de la Comisión General de Trabajadores Portugueses (CGTP, con más de 600.000 afiliados) formaron parte de la protesta, durante la que censuraron las medidas de austeridad aplicadas por el Gobierno a instancias de la troika.

"No niego que son unos presupuestos difíciles. Todos los miembros del Gobierno somos conscientes de los sacrificios demandados a los portugueses", admitió el primer ministro, Pedro Passos Coelho, al inicio de la sesión. El documento preve nuevos recortes del gasto público y mantiene la elevada presión fiscal.

Coelho considera estos esfuerzos justificados porque son "la llave" que permitirá al país cerrar para 2014 su programa de austeridad y reformas pactada con la troika en mayo de 2011, a cambio del rescate financiero de 78 millones de euros. Lisboa evita a toda costa la hu

RECORTES SOBRE RECORTES

El proyecto de Presupuestos recoge, entre otras medidas, que los funcionarios y cargos públicos con un sueldo mensual superior a 600 euros sufran un recorte de entre el 2,5% y el 12% de su salario.

La propuesta contempla también la creación de una tasa para los vehículos diesel, la suspensión de las pensiones vitalicias a políticos con rendimientos que sobrepasen los 2.000 euros al mes, junto a la reducción del 3% de empleos públicos.

Las cuentas incluyen además el aumento de los impuestos sobre el tabaco, una tasa que penalice la compra de vehículos por parte de las empresas o la subida de la contribución extraordinaria que pagan los bancos por su pasivo, que pasa del 0,05 al 0,07%.

Photo gallery Protestas en Lisboa See Gallery