POLÍTICA
10/11/2013 10:35 CET | Actualizado 10/11/2013 10:35 CET

La Sexta Noche: la rectificación de Wert, la vuelta de Aznar y la salida de Rubalcaba

¿Debe dimitir Wert? ¿Es el momento de Rubalcaba para apartarse? ¿Volverá Aznar a la política? Fueron algunas preguntas que se plantearon este sábado en ‘La Sexta Noche’, donde el anuncio del cierre de Canal 9 generó un acalorado debate sobre al futuro de las televisiones públicas y en el que estuvo como invitado el exministro Juan Alberto Belloch. El ahora alcalde de Zaragoza analizó lo ocurrido en la conferencia política del PSOE celebrada en el Palacio de Congresos de Madrid.

La noche empezó con el tema que ha revolucionado la semana política y que ha puesto a José Ignacio Wert nuevamente en el punto de mira. Su rectificación respecto a la supresión de las becas a los estudiantes erasmus llegaba sólo dos días después de que el barómetro del CIS lo situase como el ministro peor valorado del Gobierno con un 1,4 de nota.

El asunto sigue generando polémico y eso se notó en Twitter. Poco después de arrancar el debate #L6NdescréditoWert se situaba como Trending Topic y seguía en primera posición cuando Iñaki López despedía el programa pasada la una y media de la madrugada.

Debe o no dimitir fue la pregunta que tuvieron que contestar los invitados al programa. Fernando Sánchez Dragó se posicionó en favor del político. “Wert me parece una persona muy inteligente. Probablemente sea el mejor ministro de cultura que ha habido en el país pero es evidente que se ha equivocado”, dijo el escritor para que la valoración obtenida en el barómetro del CIS sólo tiene una explicación: “Esto demuestra el poco nivel de los españoles porque es el ministro más culto”.

En esa línea se manifestó también Eduardo Inda, director adjunto de El Mundo, que culpa a las decisiones políticas de Cristóbal Montoro del mal momento que está atravesando Wert, al que considera “una de las cabezas mejor amuebladas de este Gobierno”. Eso no quita para que le pronostique un futuro lejos de Rajoy: “Habrá crisis de Gobierno antes de Semana Santa y Wert caerá”.

La escritora Marta Rivera de la Cruz también ensalzó la inteligencia del ministro pero insistió en la necesidad de que deje su cargo antes de que lo echen: “El problema que tiene es que se ha convertido en el saco de las patadas del Gobierno”. Como diría la periodista Alicia Gutiérrez: “Está concentrando el malestar que hay contra el ejecutivo”.

A los ocho invitados a debatir se unió también el ‘popular’ Ramón Gómez Ugalde.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de San Sebastián, una de las voces críticas a Wert dentro del partido, defiende que la rectificación basta para que no haya cambios: “No creo que el caso Erasmus sea para que dimita. Insisto, ya ha rectificado”. Distinta fue la respuesta de los encuestados para el barómetro de La Sexta Noche: un 76% se posicionaron en favor de la dimisión.

EL PRINCIPIO DEL FIN DE RUBALCABA

Juan Alberto Belloch llegó a plató para hablar sobre el futuro del PSOE, que este sábado empezó a debatirse en la conferencia política socialista celebrada en Madrid. Y nada más aterrizar quiso apoyar las últimas declaraciones de Felipe González. “Hay una crisis de liderazgo y evidentemente hay que dar paso a otras personas”, dijo para después añadir: “Creo que Rubalcaba comprenderá que no se debería presentar”. Es el momento de que lleguen “nuevas ideas y nueva personas que las representen”.

El PSOE ya tiene fecha para empezar este cambio: “Parece ser que se ha llegado a un acuerdo y que las primarias se celebrarán inmediatamente después de las europeas”. Esto significa que serán en julio de 2014. “Mi sensación es que va a haber muchos candidatos, no va a quedar reducido a dos”, continuó el exministro socialista que tiene dos claras favoritas. “Yo siempre he apoyado a Carme Chacón pero Susana Díaz también sería una gran candidata. Las dos son excelentes”, dijo sin querer decidirse por una.

La política, sustituta de José Antonio Griñán al frente del PSOE andaluz, recibió los halagos del alcalde de Zaragoza: “Prácticamente todo su discurso ha estado aplaudida. Es una persona que ha sabido conectar. No he visto aplausos así desde Felipe (González). Ha nacido un líder de ámbito nacional”. Y sobre el papel de Garzón en la próxima etapa del PSOE también habló: “Yo no soy imparcial en este tema. Mi relación con él fue muy problemática. Desde mi óptica, parcial, Garzón no aporta nada”.

El futuro del PSOE también se abordó en la mesa de debate y de nuevo volvió a apuntarse que nos adentramos en el fin de la era Rubalcaba. “El PSOE tiene un problema de liderazgo y creo que hay que resolverlo”, decía Carmelo Encinas durante su intervención. Más explícito sería el periodista Fernando Garea: “A partir de este fin de semana empieza el final de Rubalcaba al frente del partido socialista”. La importancia de este asunto lo aclararía Inda minutos después: “Cuanto antes se vaya Rubalcaba, antes podrá volver al poder el partido socialista.

AZNAR VS RAJOY

Mientras que en el PSOE la pregunta se origina en torno a su futuro y a la salida de primera línea de un miembro ya casi del pasado, en el PP ocurre lo contrario. La portada de José María Aznar el pasado domingo en el XL Semanal y la presentación este miércoles en solitario de su segundo libro hacen plantearse si estamos ante una posible vuelta del expresidente del Gobierno.

Sobre el por qué ningún miembro del Gobierno lo arropó el día que sacó a la luz el segundo tomo de sus memorias hubo unanimidad. “La relación entre Aznar y Rajoy es muy fría”, decía Francisco Marhuenda quien presume de haber “hablado con Aznar y Rajoy a solas” y saber que el primero no quiere volver. Lo mismo decía Carmelo Encinas para el que Aznar prefiere quedarse donde está porque “está ganando un pasta y está pasándolo muy bien”.

No piensa lo mismo Eduardo Inda, quien apoyaba la teoría de la separación de los dos políticos en términos muy curiosos (“sostener que no hay distanciamiento entre Rajoy y Aznar es como decir que Nacho Vidal es virgen”). El director adjunto de El Mundo no rechaza la vuelta de Aznar: “Yo no descarto en absoluto que Aznar vuelva a la política activa en cualquier momento. Creo que en este momento hay serias posibilidades de que ocurra”.

Volviendo a su momento de soledad, Encinas cree que hay una explicación clara: “Es el peor expresidente con los suyos. ¿A quién le puede extrañar el plantón? Él ha recibido en la presentación lo que ha sembrado”. Algo así decía Antonio M. Beaumont, que señaló que no hubo consignas en el partido pero justificó que Rajoy esté molesto con el expresidente porque “Aznar está teniendo encuentros con políticos y empresarios en los que critica a Rajoy y dice que es muy flojo”. Más allá de esto a Elisa Beni le preocupaba otra cosa: “Rajoy no está dispuesto a escuchar a nadie, a escuchar ninguna sugerencia. Cualquiera que le dé sus opiniones es una distracción”.

EL VALOR DE LA TELE PÚBLICA

No podía terminar la noche sin hablar del anuncio del cierre de Canal 9 que dejará a unos 1700 profesionales en la calle. ¿Acierto o error? ¿Hace falta una televisión pública autonómica?

“Lo único que justifica una televisión pública es que sea un foro equilibrado donde estén todas las voces. Si no es así, bien cerrado está”, decía Alfonso Rojo quien se mostró favorable a la decisión. Más radical fue Eduardo Inda: “Estoy en contra de las televisiones públicas en general y de las autonómicas en particular porque sirven para loar al presidente de turno. No hay pluralismo y yo con mis impuestos me niego a pagar esto”. Y fue más allá cuando se refirió a TV3: “En la televisión autonómica catalana se enseña a odiar a España”.

Entre los partidarios de las cadenas autonómicas públicas se situó la periodista Rosa Paz que cree que “son necesarias porque garantizan el acceso de todo el mundo a las informaciones”. “Es inaceptable que los trabajadores tengan que pagar por una mala gestión política”, decía sobre el cierre de Canal 9 al que define como una proyección de lo que vive la comunidad que está en quiebra.

El mayor defensor de este tipo de televisión fue sin duda Carmelo Encinas. El que fuera director de Localia TV aboga por la existencia de estas cadenas. “Te aseguro que hay televisiones que hacen un papel bastante aceptable. Que en la Comunidad Valenciana se haya hecho mal no significa que las demás sean corruptas”, le decía a Inda en respuesta a su teoría de que sólo la BBC lo hace bien.