INTERNACIONAL
11/11/2013 12:34 CET | Actualizado 11/01/2014 11:12 CET

Irán firma un acuerdo nuclear para permitir inspecciones de la OIEA

AFP

La Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) y el Gobierno de Irán han firmado este lunes una declaración conjunta sobre cooperación en materia nuclear que incluye una hoja de ruta de tres meses para la resolución de las cuestiones pendientes del programa atómico de la República Islámica.

El director general de la AIEA, Yukiya Amano, y el director de la Organización de la Energía Atómica de Irán (OIEA, en sus siglas en inglés), Alí Akbar Salehi, han anunciado que los inspectores de la agencia van a poder visitar el reactor de agua pesada a presión de Arak y la mina de uranio de Gachin. "Las medidas prácticas van a ser aplicadas en los próximos tres meses, a contar desde hoy", ha declarado Amano en rueda de prensa, tras dos horas y media de reunión entre los directores de ambas organizaciones.

La hoja de ruta, se basará en la "identificación mutua y la resolución de los problemas pendientes" y la declaración conjunta incluye un "acuerdo marco de cooperación, con las salvaguardias e inspecciones de las instalaciones nucleares", ha añadido Amano.

Por su parte, Salehi cree que contribuirá a crear un "nuevo enfoque de cooperación futura fase a fase" y a generar "más confianza mutua entre las dos partes". Trasnscurridos los tres meses, se celebrará otro encuentro para evaluar el desarrollo de la hoja de ruta, ha agregado el representante iraní.

REUNIÓN DE GINEBRA

Los contactos entre la AIEA e Irán, que han celebrado varias reuniones desde principios de 2012 para hablar sobre el programa nuclear de la República Islámica, se desarrollan en paralelo a las negociaciones entre Teherán y el conocido como Grupo 5+1 (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania), que estuvieron a punto de fructificar en un acuerdo durante las reuniones celebradas en Ginebra entre el jueves y el sábado.

Ambas partes han reconocido importantes avances y esperan poder cerrar un acuerdo en la próxima reunión, prevista también en Ginebra para el 20 de noviembre.

Estados Unidos y sus aliados acusan a Teherán de intentar desarrollar armamento nuclear, mientras que la República Islámica ha rechazado reiteradamente estas acusaciones y ha aseverado en reiteradas ocasiones que el programa nuclear tiene únicamente fines civiles pacíficos y que se enmarca dentro del Tratado de No Proliferación (TNP), del que Irán es parte.