POLÍTICA
11/01/2014 10:32 CET | Actualizado 11/01/2014 10:32 CET

Decenas de jóvenes montan barricadas en Melilla en contra del desempleo

EFE

Un centenar de personas, la mayor parte jóvenes, han protagonizado este viernes disturbios en el barrio de la Cañada de Hidum de Melilla, donde han formado barricadas con neumáticos y contenedores y han lanzado cócteles molotov como protesta por la situación de desempleo que padecen.

Según han informado a Efe fuentes policiales, hasta el momento se han registrado al menos ocho heridos, entre ellos seis policías, alguno de ellos con heridas producidas por "balines", así como uno de los alborotadores, que se ha quemado con el cóctel incendiario que manipulaba.

La Policía baraja la hipótesis de que los actos están organizados y premeditados, ya que se tiene constancia de que desde el jueves los participantes han realizado acopio de material como neumáticos y gasolina.

Además, se investiga la posibilidad de que los manifestantes hayan podido utilizar algún arma de fuego, ya que se han oído ráfagas de cinco disparos cada una, al tiempo que uno de los escudos de protección policial ha quedado dañado con un agujero que podría corresponderse con el de una bala del calibre 22, según las fuentes.

En el amplio despliegue policial ha participado una Unidad de Intervención Policial (UIP), compuesta por 25 agentes, que están empleando gran cantidad de material antidisturbios como pelotas de caucho y botes de humo.

Los vecinos de la zona han contemplado desde lejos las barricadas que han levantando constantemente los jóvenes, quienes protestan contra los políticos, al tiempo que demandan trabajo.

No es la primera vez que se producen este tipo de incidentes en la Cañada de Hidum, uno de los barrios periféricos más conflictivos de la ciudad autónoma, de mayoría musulmana, donde se dan las tasas de paro y de exclusión social más altas de Melilla.

Los disturbios más importantes ocurrieron en octubre de 2010, cuando se prolongaron durante varios días y se extendieron a otras zonas de la ciudad.

ESPACIO ECO