POLÍTICA
15/01/2014 14:14 CET | Actualizado 15/01/2014 17:39 CET

El PP de Extremadura pide paralizar la nueva ley del aborto

EFE

El PP de Extremadura ha pedido al Gobierno central "no avanzar" en la tramitación del anteproyecto de Ley del Aborto hasta que "no se haya consumado un diálogo y debate" con otras fuerzas políticas que conduzca a una regulación de la interrupción voluntaria del embarazo "mucho más consensuada" con otras fuerzas políticas.

Así se reclama en una propuesta, recogida por Europa Press, que el Grupo Parlamentario Popular, presidido por José Antonio Monago, ha presentado en el Parlamento de Extremadura para que, en caso de que cuente con mayoría, se traslade al Gobierno central.

En concreto, el Grupo Popular reclama en su iniciativa "abrir un proceso de diálogo y debate con otras fuerzas políticas" que conduzca a una regulación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo "mucho más consensuada, acorde con la sociedad plural y secularizada de hoy", y que esté "en consonancia con las legislaciones de los países" del entorno.

En este sentido, reclama "no avanzar" en la tramitación del anteproyecto de Ley de Protección de la Vida del Concebido y los Derechos de la Embarazada "en tanto no se haya consumado el diálogo referido en el punto anterior" así como "alcanzado acuerdos de consenso con otras fuerzas políticas".

En la justificación de la iniciativa parlamentaria, que está firmada por el portavoz del Grupo Popular, Miguel Cantero, se considera que "nadie puede negar a una mujer su derecho a ser madre, ni tampoco nadie puede obligarle a serlo", como ya aseveró el presidente extremeño, José Antonio Monago, en su discurso de fin de año.

CONTRADICCIÓN EN EL PARLAMENTO

Esta propuesta popular no se debatirá en la Asamblea extremeña hasta el próximo pleno. Pero esta tarde se han votado dos iniciativas relacionadas con la materia y ninguna de las dos ha salido adelante ya que no han sido apoyadas por los populares. Ni la del PSOE sobre "la revisión de la reforma de la ley del aborto", ni la de IU que pedía la retirada del anteproyecto.

La forma de votación de estas dos iniciativas en el pleno ha levantado la polémica entre los grupos parlamentarios, ya que una vez presentadas por sus proponentes y debatidas en el transcurso de la sesión, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Valentín García, ha reclamado que la votación sea "pública y por llamamiento", en virtud del artículo 142.C del reglamento de la Asamblea.

Posteriormente, el portavoz del Grupo Popular, Miguel Cantero, ha pedido que la votación sea secreta en cumplimiento del artículo 142.D, por lo que finalmente, y tras leer el artículo, el presidente del Parlamento de Extremadura, Fernando Manzano, ha autorizado a que la votación sea secreta y por llamamiento.

Hasta en tres ocasiones se ha votado esta propuesta del PSOE, que finalmente ha decaído porque en las tres se ha empatado a 32 votos en contra y otros 32 a favor. En el momento de la votación, el PSOE contaba con 27 diputados (ya que otro había sido expulsado); IU, que había anunciado el apoyo a la iniciativa, con tres, y los regionalistas del Prex-Crex, con dos. Por su parte, el PP cuenta con 32 diputados.

Respecto a la Propuesta de Pronunciamiento de Izquierda Unida, que pedía la retirada de la reforma, ésta ha sido rechazada con 33 votos en contra, 30 votos a favor y un voto en blanco.