NOTICIAS
13/04/2014 11:04 CEST | Actualizado 13/04/2014 11:04 CEST

El Barça alarga su depresión mientras el Madrid se crece

REUTERS

El Barcelona sigue con su depresión. Los azulgrana perdieron este sábado (1-0) frente al Granada pocos días después de que el Atlético de Madrid les eliminase de la Champions.

Mal momento para el bajón de los de Tata Martino, que este miércoles disputarán frente al Real Madrid la final de la Copa del Rey. Precisamente, los blancos se vinieron arriba y golearon (4-0) al Almería.

El Granada apretó los dientes ante un equipo tocado en lo anímico y en lo físico, que contó con una defensa de circunstancias y una clara falta de confianza a la hora de definir que les pasó factura.

Los culés terminaron apretando y sitiando la portería rival con el objetivo de al menos sacar un empate con el que seguir dependiendo de sí mismos, con el duelo directo ante los de Simeone en la última jornada de Liga, siempre que no hubiese más tropiezos.

Sin embargo, con la inercia ofensiva no fue suficiente y los locales, con Karnezis sustituyendo a Roberto bajo los palos con gran acierto, dieron una nueva estocada a un Barça.

El Madrid, por su parte, vuelve a creer en el título de Liga tras la incontestable victoria que consiguió este sábado frente al Almería (4-0), cuatro días después del sonrojo de Dortmund y tres días antes de afrontar la final de Copa del Rey con el Barça, quien se pegó un tiro en el pie en su visita al Granada.

Los de Carlo Ancelotti no tuvieron problemas para tumbar al Almería y cambiar de bando la alegría. Dos horas después del tropezón culé, el Bernabéu se abrazaba con la cómoda victoria frente a los andaluces, la cual llegó sin Cristiano, sin Marcelo, sin Xabi Alonso y sin Sergio Ramos, que prefirió guardarse por precaución para la final.

EL HUFFPOST PARA AMBAR