POLÍTICA
01/05/2014 18:21 CEST | Actualizado 01/05/2014 20:52 CEST

A porrazos en lo alto de la valla de Melilla (VÍDEO)

Porras, spray de pimienta e incluso un extintor. Así han intentado los agentes de la valla de Melilla repeler el nuevo asalto masivo a la valla de Melilla en el que unos 140 inmigrantes han logrado acceder.

Ante las críticas de las ONG por la actuación de los agentes, el Ministerio del Interior ha denunciado la actitud "beligerante" de los inmigrantes que se defendía con uñas y dientes para no ser bajados de la valla que les separa de su sueño, en la que han permanecido encaramados durante seis horas.

En el asalto de este jueves, varios inmigrantes han conseguido quitarle una porra a un miembro de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) y han intentado golpearle con ella. Otros han prendido su ropa en llamas para lanzárselas a los guardias civiles.

LA GUARDIA CIVIL DENUNCIA QUE FINGEN

Según informaron a Europa Press fuentes de Interior, los inmigrantes han puesto en marcha nuevas formas de presión y tácticas de diversa naturaleza con el objeto de forzar su entrada a territorio español. Es habitual que primero se agrupen, para después disolverse y provocar que la eficacia de las Fuerzas de Seguridad se diversifique.

Además, según las fuentes consultadas, simulan sufrir heridas que luego no se corresponden con los diagnósticos médicos. En la mayoría de los casos, se trata de lesiones leves o hipotermia como consecuencia de las largas horas que han permanecido encaramados en la valla, a más de seis metros de altura.

Durante el salto masivo, doce agentes han sufrido lesiones y tres han requerido asistencia médica. Uno ha registrado multicontusiones tras caerle un subsahariano encima y otros dos presentan lesiones graves en un brazo.

Por su parte, cinco inmigrantes han resultado heridos con contusiones leves -uno con contusión sin fractura en una pierna, dos con fractura en el tobillo y otro con una fractura bilateral del calcaneo-. Todos han sido dados de alta y conducidos al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI).

En el asalto masivo de este jueves, cerca de 800 inmigrantes han intentado entrar a Melilla en dos secuencias diferentes, consiguiéndolo 140 subsaharianos. La Gendarmería marroquí ha interceptado a 690 inmigrantes.

APRENDE A USAR TU DINERO