POLÍTICA
31/07/2014 12:56 CEST | Actualizado 31/07/2014 12:56 CEST

Rajoy en 2009: "Baltar es el PP"

EFE

El efecto boomerang de las bendiciones de Rajoy se vuelve a producir con otro político del PP condenado.

José Luis Baltar, expresidente de la Diputación de Ourense, ha sido condenado a nueve años de inhabilitación especial para ejercer el cargo o empleo público por prevaricación, al no publicitar 104 contratos realizados en 2010.

Baltar fue, durante los 22 años en los que presidió la Diputación de Ourense (1990-2012) todo un "cacique" en la región, como él mismo reconoció en 2011 cuando se jactó de que, pese a ello, le seguían votando.

Condición que no impidió el halago de Rajoy, que identificó su partido con el dirigente gallego al asegurar que "Baltar es el PP". Lo hizo en 2009, mientras visitaba junto a Baltar cinco pueblos ourensanos, incluida la localidad natal del entonces presidente de la Diputación. Así lo recogía El País en febrero de ese año:

"Nosotros nos presentamos aquí, en Ourense, con el aval de Baltar, hijo de este pueblo", les dijo a los paisanos de Esgos, que se rompían las manos cuando escuchaban el nombre del líder local. "Porque el PP está aquí representada por él, con sus equivocaciones", soltó Rajoy mientras Baltar asentía y aplaudía, también, cuando se le mencionaba. "Baltar es el PP", dijo en una visita a Rubián, otro de los cinco pueblos que se metió en el cuerpo Rajoy en un solo día.

MATAS, FABRA, BÁRCENAS...

No es la primera vez que una bendición de Rajoy se le vuelve en contra. La última y más reciente, con Jaume Matas, cuya gestión al frente del Gobierno de Baleares puso como ejemplo para el resto de España. “Yo quiero un Gobierno como el que preside Jaume Matas en este momento en Baleares. Ese es el Gobierno que yo quiero para España”, dijo en 2004.

Matas entró en la cárcel el pasado 28 de julio para cumplir la condena de 9 meses por tráfico de influencias.

Sobre Carlos Fabra, condenado a cuatro años de cárcel por delitos contra la Hacienda Pública, Rajoy dijo lo siguiente el 11 de julio de 2008: "Es un ciudadano y un político ejemplar" para el PP y "también para los ciudadanos de Castellón".

Pero sin duda, el caso más recordado es el del extesorero del PP Luis Bárcenas, actualmente en prisión, a quien Rajoy defendió junto a Gerardo Galeote, otro de los imputados por la trama Gürtel, con la siguiente frase: “Nadie podrá probar que no son inocentes”.