INTERNACIONAL
05/08/2014 14:54 CEST | Actualizado 06/08/2014 19:43 CEST

El padre del niño abandonado con Síndrome de Down abusó de menores

EFE

El hombre acusado de abandonar a su hijo al descubrir que tenía Síndrome de Down y una afección cardíaca cumplió condena en una prisión de Australia por cometer actos indecentes con un menor, según ha informado este martes la prensa local.

Según la televisión australiana Channel 9, el padre, originario del estado de Australia Occidental y cuya identidad aun no ha sido revelada, fue encarcelado en 1998 por abusar de un menor de 13 años, circunstancia conocida por su actual mujer. La pareja está acusada de llevarse una niña gestada por una madre de alquiler tailandesa, Pattaramon Chanbua, y abandonar a su hermano gemelo, Gammy, que había nacido con Síndrome de Down y problemas cardíacos.

Los padres han afirmado desconocer la existencia del niño y se han escudado en el complicado proceso de alquiler y las dificultades con el idioma en una entrevista con la cadena ABC, mientras que en Channel 9 pusieron en duda que Pattaramon fuese la madre que alquilaron. La madre de alquiler, que ha declarado que la pareja le ofreció 16.000 dólares australianos (11.094 euros) por gestar un hijo para ellos, ha pedido la devolución de la niña tras conocer la condena contra el padre.

200.000 DÓLARES EN DONACIONES

De acuerdo con la versión de la tailandesa, los padres adoptivos, que tienen más de 50 años, se excusaron al indicar que eran "muy mayores" para cuidar de mellizos. Pattaramon, que tenía dos hijos antes de quedarse embarazada, ha explicado que no tiene dinero para sufragar el tratamiento médico del hijo que le queda, que ha sido ingresado en un hospital por una infección pulmonar.

La campaña solidaria Hope for Gammyen Australia ha recogido 200.000 dólares australianos (139.000 euros) para ayudar a la madre a sufragar los gastos del tratamiento médico del bebé.

CIERRE DE AGENCIAS QUE BUSCAN VIENTRES DE ALQUILER

El caso ha creado una gran polémica en la sociedad australiana, donde las autoridades han intensificado el cierre de agencias que se dedican a encontrar vientres de alquiler en Tailandia.

En Australia, sólo los habitantes de los estados de Nueva Gales del Sur, Queensland, además de los que viven en el Territorio de Canberra, tienen prohibido contratar este tipo de servicios en el extranjero. Se estima que unas 200 parejas australianas se encuentran en espera para adoptar un bebé tailandés mediante este procedimiento.

ADEMÁS:

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'