INTERNACIONAL
28/09/2014 13:28 CEST | Actualizado 28/09/2014 14:06 CEST

El movimiento 'Occupy Central' desafía en Hong Kong al Gobierno chino

AFP

Las protestas prodemocráticas se consolidaron este domingo en Hong Kong, donde han lanzado una campaña de desobediencia civil en un abierto desafío a la limitada reforma electoral aprobada en agosto por el Parlamento chino.

La tensión sigue muy alta en las calles de Hong Kong adyacentes a la sede del gobierno local, donde miles de personas siguen congregadas en protesta contra esa reforma bajo la estrecha vigilancia de cientos de agentes de policía, que disparó gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes prodemocráticos.

Leung urgió a los habitantes del territorio a no participar en protestas "ilegales", y advirtió de que su gobierno está "decidido" a poner fin a la "ocupación ilegal" del distrito Central de la ciudad, y que la policía va a "manejar la situación de forma apropiada y de acuerdo con la ley".

Los manifestantes se mantuvieron en la zona durante todo el sábado y, en la madrugada del domingo, uno de los líderes del movimiento "Occupy Central", Benny Tai, acudió a la zona para anunciar que su organización adelantaba el inicio de su campaña de desobediencia civil en contra de la reforma electoral aprobada por Pekín.

PARALIZAR EL DISTRITO CENTRAL

"Occupy Central" es un movimiento de desobediencia civil creado en enero de 2013 y cuyo objetivo es paralizar la actividad en el distrito Central, el corazón financiero y comercial de la ciudad, si el gobierno local y el de Pekín no llegan a un acuerdo para la instauración del sufragio universal sin restricciones en Hong Kong para los próximos comicios de 2017.

El objetivo del movimiento es bloquear las carreteras y paralizar el funcionamiento diario en el distrito haciendo un llamamiento a miles de manifestantes para que hagan una sentada indefinida en sus calles.

En junio pasado, "Ocuppy Central" organizó una consulta popular no oficial en la que unas 800.000 personas respaldaron la implantación del sufragio universal sin restricciones en Hong Kong. Tanto el gobierno de la ciudad como el Ejecutivo de China no reconocieron esa consulta.

Finalmente, el pasado 31 de agosto, las autoridades de Pekín anunciaron su decisión de no permitir una elección abierta del próximo gobernante de Hong Kong en los comicios de 2017.

Según la decisión del Gobierno chino, esa elección será por sufragio universal, pero entre dos o tres candidatos que necesitarán el respaldo previo de un comité consultivo.

Esa decisión generó un fuerte desencanto en Hong Kong, que consideraba que las autoridades habían prometido el sufragio universal para 2017, lo que acabó generando esta nueva oleada de protestas en la antigua colonia británica, que volvió al control chino en 1997.

  • AFP
  • AFP
  • AFP
  • AFP
  • AFP
  • AFP
  • AFP
  • EFE
  • GETTY
  • AFP
  • AFP
  • REUTERS
  • REUTERS
  • REUTERS
  • GETTY