POLÍTICA
07/10/2014 14:44 CEST | Actualizado 07/10/2014 16:39 CEST

El juez Elpidio Silva, condenado a 17 años de inhabilitación por investigar a Díaz Ferrán y Blesa

EFE

El caso Caja Madrid lo está pagando... el juez que lo destapó. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha condenado a una pena de 17 años y medio de inhabilitación a Elpidio José Silva por un delito de prevaricación continuada cometido durante su investigación sobre el ex presidente de la patronal Gerardo Díaz Ferrán y el expresidente de la entidad Miguel Blesa, a quien envió en dos ocasiones a prisión.

La sentencia, que cuenta con el voto discrepante del presidente del tribunal Arturo Beltrán a favor de la absolución, le atribuye un delito de prevaricación continuada en concurso con dos delitos contra las garantías constitucionales y conlleva su expulsión de la Carrera Judicial.

La defensa de Silva, ejercida por el abogado Gonzalo Boyé, ha anunciado que recurrirá la resolución ante el Tribunal Supremo.

El titular del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid se enfrentaba a una petición fiscal de 30 años de inhabilitación; mientras que el banquero solicitaba que fuera condenado a una pena de 40 años y el ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, requería que no pudiera trabajar en la Administración de Justicia durante 24 años.

LA INVESTIGACIÓN DE SILVA

Silva, que ha abierto un despacho de abogados, investigó a Blesa por el crédito de 26 millones de euros concedido al ex jefe de la patronal Gerardo Díaz Ferrán y por la compra del City National Bank de Florida llevada a cabo en abril de 2008 por Caja Madrid. Esta es la única causa que continúa abierta en los Juzgados de Plaza de Castilla después de que la otra fuera anulada por la Audiencia de Madrid.

Silva ordenó en noviembre de 2012 reabrir las actuaciones que se incoaron después de que Manos Limpias presentara una querella contra Blesa y Díaz Ferrán, que el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu rechazó acumular a la causa abierta por la fusión y salida a Bolsa de Bankia.

El juez intervino los correos electrónicos corporativos de Blesa y le envió a prisión el 16 de mayo de 2013. Tras haber pagado la fianza de 2,5 millones, el magistrado ordenó de nuevo y en menos de un mes su vuelta a la cárcel madrileña de Soto del Real. Blesa permaneció quince días y dijo al salir: "Quiero un juez imparcial".

TE PUEDE INTERESAR

#CuandoElDescansoEsUnSueño