POLÍTICA
12/10/2014 15:01 CEST | Actualizado 12/10/2014 15:43 CEST

"Hay indicios que pueden indicar cierta esperanza" para Teresa Romero

REUTERS

"Cierta esperanza", pero con toda la cautela del mundo. La auxiliar de enfermería Teresa Romero, contagiada por el virus del ébola, continúa estable dentro de la gravedad, aunque hay "indicios que pueden indicar cierta esperanza", según ha informado este domingo el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón.

En una rueda de prensa convocada con urgencia en La Moncloa, Simón ha informado de la evolución de la auxiliar de enfermería. "La carga viral parece que se va reduciendo. Es un punto muy importante para pensar que hay altas esperanzas de que la infección esté en fase de control", ha asegurado.

No obstante, inmediatamente después ha subrayado que todo hay que "tomarlo con mucho cuidado". "Puede haber afectación de otros órganos que pueden hacer que la progresión sea la contraria. Soy muy cauto a la hora de decir cuál puede ser el desenlace. Es una enfermedad muy grave y hasta que no salga de ella no podemos garantizar nada", ha afirmado.

Simón ha informado, además, de que se siguen investigando las causas de la infección de Romero y ha añadido que, aunque existe la posibilidad de que se debiera a un "accidente fortuito en la retirada de los equipos", las investigaciones se van a llevar a cabo "hasta el final". "Podría haber otros puntos que habría que verificar", ha reconocido.

Por otro lado, Simón ha explicado que "todos los contactos" que mantuvo Teresa Romero y también los del misionero García Viejo "están en monitorización activa". "Hay 15 contactos de alto riesgo que han aceptado la cuarentena hospitalaria", ha afirmado.

ESCENARIOS "EXTRAÑOS"

Simón ha subrayado que el Comité está trabajando con todos los escenarios posibles "por extraños y poco probables que puedan parecer", porque la epidemia se está comportando de forma novedosa en muchos aspectos.

En este sentido, ha dicho que se trata de la primera vez que el virus se contagia en zonas urbanas y capitales de países y que se han producido casos de los denominados "superdiseminadores" -personas que han estado en contacto con los enfermos en actos sociales-.

"Ha habido muchas primeras veces, por esta razón estamos previendo todos los posibles escenarios y posibles planes", ha explicado Simón, quien ha señalado que España, como toda la Unión Europea, está pendiente de la situación en Estados Unidos, donde el sanitario que atendió al primer paciente diagnosticado con ébola en el país ha dado positivo en una primera prueba.

El Comité Especial, según ha dicho, está en contacto permanente con la Organización Mundial de la Salud y con la agencia europea responsable del control de enfermedades.

EL INFORME DE LOS EXPERTOS

Preguntado por el informe de los expertos europeos sobre el Hospital Carlos III, ha asegurado que consideraron de "gran calidad" las infraestructuras y los profesionales del centro, lo que "no significa que no se puedan mejorar", especialmente las esclusas donde se cambia el personal que utiliza los equipos especiales de protección frente al ébola y que deberían ser más amplias.

También ha querido dejar claro que las calzas que utilizó Teresa Romero cuando atendió al misionero Manuel García Viejo eran "dobles" e "impermeables" y que su procedimiento de aplicación fue "correcto".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...


ESPACIO ECO