POLÍTICA
15/10/2014 14:57 CEST | Actualizado 15/10/2014 15:09 CEST

Una "dificultad añadida" para los médicos de Teresa: persianas bajadas para evitar las fotos

REUTERS

El Comité Especial para la gestión de la enfermedad por el virus ébola ha recogido las quejas del equipo médico que atiende a Teresa que ha advertido de que la necesidad de tener bajadas las persianas de la habitación de Teresa Romero para proteger su intimidad y la de quienes la atienden es "perjudicial" para su tratamiento.

Esta comisión, que por primera vez desde su creación el pasado viernes no ha dado rueda de prensa al término de la reunión diaria de la mañana, ha recogido las "dificultades añadidas" para el equipo médico que supone el trabajar con las persianas bajadas para evitar que se realicen fotos de dentro de la habitación.

"Se ha expuesto cómo esta situación supone un perjuicio objetivo para el tratamiento, dificultades para el personal sanitario en el desarrollo de su trabajo e inconvenientes para el bienestar de las personas ingresadas", señalan los expertos.

Las cámaras de la agencia Reuters captaron a Teresa siendo tratada en su habitación del Carlos III. La imagen de la auxiliar de enfermería convaleciente, fue reproducida en varios medios de comunicación ante las críticas del personal del hospital que criticó su publicación por no respetar la intimidad del paciente.

TERESA, ESTABLE

El Comité también ha informado sobre el estado de salud de la paciente afectada por el virus ébola, ingresada en el Hospital Carlos III, que "se mantiene estable, dentro de su estado clínico grave".

Un familiar de la auxiliar de enfermería ha relatado que ya se levanta, toma líquidos y está "muy animada".

Las quince personas ingresadas por haber mantenido contacto con la paciente se mantienen todas ellas asintomáticas.

TE PUEDE INTERESAR


NUEVOS TIEMPOS