POLÍTICA
29/10/2014 07:23 CET | Actualizado 29/10/2014 07:24 CET

La Guardia Civil incauta 240.000 euros en efectivo en los registros de la operación Púnica

FLICKR / FRANCISCO GRANADOS

Continúan las cifras de la vergüenza. La Guardia Civil se ha incautado de 240.000 euros en efectivo en los distintos registros efectuados dentro de la operación Púnica contra una trama de corrupción municipal y autonómica en la que por el momento han sido acusadas 51 personas.

Según han indicado a Efe fuentes de la investigación, una parte importante del dinero incautado -la cantidad no ha sido precisada- ha sido hallado en el domicilio y un vehículo de David Marjaliza, detenido por la Guardia Civil y considerado por los investigadores de la trama de corrupción como el "conseguidor" o "facilitador" de las relaciones y contratos.

También se ha incautado una partida de esos 240.000 euros en el registro de dos empresas: Cofely, la principal adjudicataria de los contratos de los ayuntamientos para actuaciones de ahorro del consumo de luz y emisiones de dióxido de carbono y Eico, propiedad de Alejandro Pedro Llorca, también arrestado y considerado junto a Marjaliza como otro "conseguidor".

Fuentes de la investigación han indicado que además de los 240.000 euros en efectivo, los agentes han intervenido numerosa documentación en soporte de papel e informático, que será analizada.

Los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, que ha ejecutado la operación por orden del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco, han practicado varios registros, entre ellos en cuatro domicilios de los presuntos implicados en la trama.

Además de las oficinas de la filial española de la multinacional energética francesa Cofely, beneficiaria de los contratos por los que los dirigentes de los ayuntamientos implicados habrían obtenido alrededor de un 3 por ciento de comisión, se han registrado, entre otras, las empresas Waiter Music, Garrido Abogados y una sucursal de Ibercaja en Valdemoro.

También han sido registrados los ayuntamientos e instituciones supuestamente implicados, como los madrileños de Parla, Valdemoro, Serranillos del Valle, Casarrubuelos, Collado Villalba y Torrejón de Velasco.

LA RED TEJIÓ SU TRAMA CON EL AHORRO ENERGÉTICO

¿Cómo conseguían el dinero? La red de corrupción en la que supuestamente está implicado el exdirigente del PP Francisco Granados tejió su trama de adjudicaciones irregulares a cambio de comisiones con el ahorro energético de municipios, principalmente de la Comunidad de Madrid.

Fue la multinacional francesa Cofely, dedicada a dar soluciones energéticas en edificios e instalaciones, la principal adjudicataria de los contratos de los ayuntamientos para actuaciones de ahorro del consumo de luz y de emisiones de dióxido de carbono en el alumbrado público.

La trama de corrupción municipal y regional desmantelada en la operación Púnica, en la que han sido acusados medio centenar de personas, entre ellas una decena de políticos, cobraba en torno a un 3% de comisión por cada uno de los contratos de adjudicación, cuyo montante ascendió a 250 millones de euros solo en los dos últimos años.

De esta forma, la red corrupta se podría haber beneficiado en cerca de 7 millones de euros en comisiones.

Además del exconsejero Granados y de los alcaldes madrileños de Parla, Collado Villalba, Valdemoro, Torrejón de Velasco, Casarrubuelos y de Serranillos del Valle, así como del presidente de la Diputación de León, en la operación han sido detenidos jefes de gabinete de corporaciones locales, arquitectos, abogados, técnicos municipales y ejecutivos de las empresas implicadas.

Uno de los últimos detenidos en la operación ha sido el consejero delegado de la Agencia de Informática de la Comunidad de Madrid, José Martínez Nicolás.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...