POLÍTICA
20/11/2014 11:51 CET | Actualizado 20/11/2014 11:51 CET

Joana Ortega, vicepresidenta de la Generalitat: "Nos empujan más fuera de España"

EFE

La vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, afronta la querella con "serenidad" y con "orgullo" por el trabajo del 9N, en el que votó por la independencia, aunque ha admitido un sentimiento "agridulce" por constatar que el Estado no tiene "madurez" para afrontar problemas políticos desde la política.

"Cada vez nos empujan más fuera de España", ha dicho también, en una entrevista en RAC1.

Ortega (Unió) se ha referido así a la querella de la Fiscalía contra ella, el presidente, Artur Mas, y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, en el transcurso de un desayuno informativo con alcaldes que le han manifestado su apoyo y, algunos de ellos, incluso se han "autoinculpado" por el 9N.

La vicepresidenta ha asegurado que siente una "absoluta tranquilidad" y afronta la querella con el ánimo "sereno", al tiempo que ha manifestado "orgullo" por Cataluña, en particular por la movilización ciudadana y la labor de voluntarios, ayuntamientos y otras instituciones catalanas que posibilitó la organización del 9N.

"Pero, después de una respuesta ejemplar por parte del pueblo catalán y de una actuación democrática y pacífica -el 9N-, la respuesta del Estado es una querella criminal", ha lamentado.

"JUDICIALIZACIÓN DE LA POLÍTICA"

En este sentido, la democristiana ha remarcado que su sentimiento es "agridulce" por la "judicialización de la política", lo que pone de relieve, a su juicio, que no hay "madurez política" en el Estado para "afrontar los problemas políticas aportando soluciones políticas".

La dirigente de Unió ha lamentado esta situación porque ha dicho que es una persona "tremendamente dialogante" que cree que "la política es pacto y diálogo y poder intercambiar opiniones desde la madurez y el respeto a la democracia".

Ortega ha recibido el apoyo de los alcaldes que han intervenido en el desayuno-coloquio alcaldes.eu, que organiza el periódico El Punt Avui: la alcadesa de Figueras (Girona), Marta Felip (CiU); la de Calella (Barcelona), Montserrat Candini (CiU); la de Sant Cugat del Vallès (Barcelona), Mercè Conesa (CiU); el edil de Sant Feliu del Llobregat (Barcelona), Jordi San José Buenaventura (ICV-EUiA), y el de Caldes de Montbui (Barcelona), Jordi Solé (ERC).

Unió apostó por votar "sí" a la primera pregunta del 9N (¿Quiere que Cataluña sea un Estado?) pero dejó a libre criterio de sus dirigentes y militantes la respuesta a la segunda cuestión (¿Quiere que sea un Estado independiente?).

VODAFONE PARA EL HUFFPOST