POLÍTICA
21/11/2014 12:29 CET | Actualizado 21/11/2014 14:51 CET

Los obispos piden perdón por los "supuestos delitos" de pederastia en Granada

EFE

Perdón y nada más. El portavoz de los obispos, José María Gil Tamayo, ha explicado este viernes que la Conferencia Episcopal tuvo conocimiento del supuesto caso de abusos sexuales a menores en Granada a través de los medios de comunicación, ha pedido perdón "a las posibles víctimas" y ha expresado su repulsa ante estos hechos.

En rueda de prensa posterior a la reunión de la Asamblea Plenaria de la CEE, su portavoz ha expresado el dolor, el pesar y la repulsa de la Iglesia española ante los "supuesto delitos" denunciados, que, ha dicho, son una ofensa a la dignidad de las víctimas, a dios y un daño a la Iglesia y a la sociedad.

Las claves del escándalo de abusos

Gil Tamayo ha pedido "tolerancia cero" contra este tipo de delito, pero ha defendido la actuación del arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, que ha apartado cautelarmente de sus funciones a los tres sacerdotes implicados directamente en los hechos siguiendo la doctrina de la Iglesia. Martínez, sin embargo, no ha hecho lo mismo con los otros siete religiosos que están siendo investigados por la justicia.

Precisamente por eso, El Vaticano ha llamado a capítulo al arzobispo este mismo domingo. En Roma consideran que no ha actuado con suficiente determinación para aclarar responsabilidades.

"Las víctimas son lo primero", ha subrayado Tamayo tras pedir "ejemplaridad" en el seno de la Iglesia para que este tipo de comportamientos sean erradicados. "No caben unos comportamientos que atañen a quienes nos han sido confiados, especialmente los más indefensos, como los niños y los jóvenes", ha dicho.

ENTERADOS POR LA PRENSA

Tamayo tampoco ha reprochado al arzobispo de Granada que la Conferencia Episcopal haya tenido que enterarse del caso por la prensa. En este sentido, ha aclarado que "no ha habido más ni tenía por qué haber más" porque "no hay nada que obligue a que la CEE tenga que tener conocimiento" de estos casos.

En todo caso, ha indicado que cuando se han reunido los obispos, es un tema que "se ha puesto en primer plano" porque les "duele" pero ha pedido un "respeto exquisito por las víctimas y los implicados para que sus derechos no sean conculcados".

Además, ha declarado que, durante la asamblea, el arzobispo de Granada ha dado cuenta de los "cumplimientos" y "protocolos" que ha seguido y "ha mostrado su dolor y cercanía" a las víctimas de este "delito", de este "pecado". Y, según ha apuntado Gil Tamayo, un obispo que manifiesta este dolor también en los medios, "goza entre sus compañeros de todo el afecto y credibilidad"

ADEMÁS: