ECONOMÍA
04/12/2014 09:52 CET | Actualizado 04/12/2014 16:44 CET

La nueva ayuda para parados sin prestación durará 6 meses y sólo la cobrarán 300.000 personas

EFE

Alrededor de 400 euros para parados sin prestación. Esa es la propuesta que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha planteado esta mañana a sindicatos y patronal, en una reunión celebrada en La Moncloa. Una ayuda que no será para todos, ya que los borradores del informe creen que podría aplicarse sólo a unos 300.000 desempleados.

A través de un comunicado conjunto, Gobierno y agentes sociales han explicado que estas ayudas durarán seis meses y será compatible con un empleo por cuenta ajena.

Entre los puntos a perfilar, según las fuentes próximas a la negociación, está la cuantía de la prestación, el grueso de beneficiarios y el tiempo durante el cuál se puede cobrar. De hecho, en el comunicado no se especifica nada sobre este asunto, aunque previsiblemente estará entre los 400 y los 450 euros, en función de las cargas familiares.

Sí se han dado a conocer los objetivos del programa de activación para este tipo de desempleados, como la inserción laboral a través de un tratamiento "intensivo" de servicios de empleo. Los beneficiarios de este programa recibirán un tratamiento "personalizado" y servicios de empleo adaptados a su perfil profesional, con un itinerario "individual" destinado a su reinserción, "que será objeto de seguimiento permanente".

Eso sí, quienes se acojan a este programa deberán acreditar "de forma regular" su búsqueda activa de empleo, así como participar en las acciones de inserción propuestas por los servicios de empleo.

UNA COBERTURA MUY REDUCIDA

Según los datos de desempleo conocidos esta semana, los beneficiarios de prestaciones registrados a finales de octubre ascendieron a 2.446.687, un 11,4% menos que en el mismo mes de 2013 (el número de parados total es de 4.512.116). La cobertura total del sistema de protección por desempleo se situó en el 57,31%, frente al 60,51% de un año atrás, lo que supone un descenso de la cobertura del 5,3%.

Los sindicatos quieren que la nueva ayuda se sitúe entre 426 y 480 euros mensuales dependiendo de si el beneficiario tiene o no cargas familiares, mientras que la última propuesta conocida del Ejecutivo, según los sindicatos, colocaba la horquilla entre los 400 y los 450 euros.

En cuanto al grueso de beneficiarios, los sindicatos hablan de medio millón y critican que Empleo baje la cifra a 300.000, es decir, 200.000 menos.

Según los sindicatos, el problema es que Empleo exige que para ser beneficiario deberán de haber pasado doce meses desde el fin de la última ayuda y el cobro de la nueva.

En cuanto al período en el que se puede cobrar la nueva ayuda, también hay diferencias, ya que, según los sindicatos, Empleo quiere que se prolongue durante un año, mientras que UGT y CCOO piden que se extienda hasta que la tasa de paro sea inferior al 20 %, y durante dos trimestres consecutivos.