INTERNACIONAL
29/12/2014 07:59 CET | Actualizado 29/12/2014 15:49 CET

Norman Atlantic: Los equipos de rescate evacuan a todos los pasajeros del ferry incendiado

REUTERS

Los pasajeros del ferry del transbordador italiano Norman Atlantic han sido evacuados, según la armada italiana. Seis de ellos han muerto, según ha informado el primer ministro italiano, Matteo Renzi.

Los equipos de rescate han trabajado durante toda la noche del domingo para rescatar a los pasajeros que continuaban atrapados. A las diez de la noche hora local había 287 personas pendientes de ser liberadas, según datos de la Marina Militar italiana poco antes de esa hora. En la mañana del lunes el número de pasajeros y tripulantes que seguían en el ferry había descendido a 168, tras la evacuación de 310. Durante el día la cifra de rescatados fue aumentando hasta que no quedó nadie a bordo del ferry, sobre las 13:30 hora peninsular española.

Cuatro helicópteros preparados para trabajar durante la noche han pasado horas sacando, uno a uno, a los pasajeros que recogían del puente del barco. El domingo se había recuperado ya el cuerpo del único fallecido hasta el momento de entre los 478 que viajaban en la nave. El lunes por la mañana, un ministro griego confirmaba que habían visto otros cinco cuerpos flotando en el mar.

Un equipo médico y un operador aéreo permanecen en el barco junto a los pasajeros, que vieron el domingo cómo el barco se incendiaba y navegaba a la deriva en un mar embravecido. Las malas condiciones meteorológicas no han ayudado a la operación de salvamento: ningún barco podía acercarse a la nave, accesible solo mediante helicóptero.

De los náufragos rescatados, 85 han sido alojados en la nave San Giorgio de la Marina, y un grupo de 49 náufragos -entre ellos cuatro niños- ha alcanzado esta mañana el puerto de la ciudad italiana de Bari a bordo del mercante Spirit of Piraeus, con bandera de Singapur.

Del total de pasajeros, 56 eran tripulación (22 italianos y 34 griegos) y del resto la mayoría proceden de Grecia, Suiza, Albania o Alemania y no hay ningún pasajero de nacionalidad española o latinoamericana. La embarcación, de 180 metros de eslora y 7.800 toneladas, realizaba el trayecto entre el puerto heleno de Patras y el italiano de Ancona.

INCENDIO EXTINGUIDO

Los pasajeros llevan horas de angustia a bordo: por un lado, el incendio en el barco, que les empujaba a salir fuera. Por otro, las frías temperaturas no les permitían permanecer en cubierta.

El fuego a bordo se declaró en la madrugada del domingo, presumiblemente en el garaje, que albergaba 222 vehículos, por motivos aún sin esclarecer. Medios italianos informaron de que al parecer el incendio en el ferry casi se había extinguido antes de la media noche, puesto que no se avistaban llamas, aunque el humo invadía el buque.

Los problemas continúan, sin embargo, a pesar del fin del fuego. Las autoridades griegas han advertido de que el barco está inclinado y con riesgo de hundirse por la cantidad de agua vertida para extinguir las llamas.

La Marina Militar italiana ha confirmado que, como anteriormente habían informado autoridades italianas y albanesas, solo una persona ha fallecido en este accidente, aunque los medios de comunicación pudieron hablar con algunos pasajeros que narraban con angustia las circunstancias de su situación.

"Estamos fuera, en el puente, nos morimos de frío y nos ahogamos por el humo, el incendio sigue", contó a una televisión griega Yorgos Stiliaras, según difundieron los medios italianos.

Este pasajero contó que el suelo del buque "quemaba" y que la gente estaba tiritando de frío, de miedo y que no dejaban de toser por las inhalaciones de humo. "No sé si saldremos de esta", declaró.

OPERACIÓN MUY LENTA

Con vientos de hasta fuerza 10 en la escala de Beaufort, potentes lluvias y hasta granizo las tareas de salvamento de las 478 personas a bordo de este ferry italiano, fletado por la compañía naviera griega ANEK se han desarrollado muy lentamente a lo largo de toda la jornada del domingo y durante la noche.

Algunos helicópteros o botes salvavidas que intentaron rescatar a pasajeros tuvieron que interrumpir su operación debido a los vientos huracanados.

Las autoridades italianas lograron acoplar el gancho de un remolcador a la proa del barco para evitar que el fuerte viento y la lluvia lo desplacen por el mar durante la noche.

Pero posteriormente este gancho se rompió, según medios italianos, y se pudo volver a tender otro después de las diez de la noche (21.00 gmt) para intentar remolcar el buque, probablemente, a la localidad italiana de Brindisi.

El 'Norman Atlantic' está a pocas millas de las costas albanesas hacia donde ha sido impulsado por el fuerte viento.

El fuego en la embarcación se había declarado, por motivos todavía desconocidos, en el garaje, donde había 222 vehículos.

El siniestro ocurrió en torno a las 02.00 GMT cuando se encontraba a 45 millas náuticas al noroeste de la isla de Corfú y a 22 millas de la costa italiana.

El barco había partido a las 15.30 GMT de Patras con destino a Italia a través de Igumenitsa, con 478 personas a bordo -en un principio se había informado de 467-, de los que 56 son miembros de la tripulación (22 italianos y 34 griegos).

Un total de 268 personas a bordo son de nacionalidad griega y 22 italianos; el resto son mayoritariamente turcos, alemanes y franceses, pero ningún español o latinoamericano.

Los primeros ministros de Italia, Grecia y Albania, Matteo Renzi, Andonis Samarás y Edi Rama, hablaron repetidamente por teléfono para informarse sobre esta operación, comandada desde Italia, pero con participación de los tres países.

ADEMÁS...

#CuandoElDescansoEsUnSueño