TENDENCIAS
12/02/2015 07:10 CET | Actualizado 12/02/2015 07:10 CET

'Cincuenta sombras de Grey': diferencias entre el libro y la película

Universal

La adaptación al cine de Cincuenta sombras de Grey se parece mucho al libro. A veces, diríamos que hasta es demasiado fiel a los diálogos… Las diferencias entre la novela y la película radican principalmente en las escenas de sexo, ya que algunas han sido suprimidas (aunque, según la web Mr. Skin, 20 minutos de los 125 de la película incluyen sexo). Algunos de los cambios añaden confusión a la relación entre Anastasia Steele (Dakota Johnson) y Christian Grey (Jamie Dornan) en la pantalla, e incluso es difícil decir cómo y por qué se gustan.

Atención, spoilers, aquí van las diferencias entre el libro y la película de Cincuenta sombras de Grey:

Las normas de alimentación y ejercicio

Una gran parte del contrato descrito en el libro se centra en los hábitos de alimentación y deporte de Anastasia. Christian tiene una relación complicada e inexplicable con la comida y está obsesionado con el apetito de la joven. En casi todas las comidas, le pregunta qué ha comido ese día y le pide que coma delante de él. Su contrato afirma que ella debe comer de una lista prescrita de alimentos y que no picoteará entre horas, "a excepción de fruta". Christian también quiere que haga ejercicio cuatro días a la semana con un entrenador personal de su elección. Ella lo negocia. En la película no aparece nada de esto.

La primera escena de azotes

Tanto en el libro como en la película, Christian azota a Anastasia por primera vez cuando ella le pone los ojos en blanco. En la película, esto ocurre tras su graduación y él se va justo después del acto. En el libro, mantienen relaciones sexuales, Anastasia llega al orgasmo y califica la experiencia de "exquisita". Horas después, Christian se va y la deja con lágrimas en los ojos. En la versión literaria, Christian vuelve al piso de Anastasia después de intercambiar varios mails. Él la tranquiliza y aunque no queda claro si la experiencia ha sido totalmente positiva, ella al menos se siente calmada por su presencia. En la película, no tanto, porque no se acuestan y él nunca vuelve.

No hay bolas chinas

"Voy a meterte esto y luego voy a azotarte, no para castigarte, sino por tu placer y el mío", le dice Christian a Anastasia en el libro justo antes de meterle las bolas chinas. ¡A ella le encanta! ¡Le gustan los azotes! ¡Y tiene un orgasmo! Es una de las escenas en las que se puede ver de verdad que Anastasia disfruta con lo que Christian le pide. Aunque tiene sentido eliminar una escena así —probablemente la Asociación Cinematográfica estadounidense esté en contra de las bolas chinas—, su ausencia no está sustituida por otras escenas que muestren a la joven experimentando el placer de forma explícita.

Las habilidades informáticas de Anastasia

En el libro, ella no distingue el ordenador desde su clítoris. "¡Internet! No tengo acceso al ordenador", grita la chica en su fuero interno cuando Christian le pide que busque BDSM. En la película, se limita a decir que tiene el ordenador roto. En ambas versiones, Christian le compra un portátil, al que Ana llama la máquina malvada.

No hay diosa interior

Y nos alegramos.

El Christian de la película tiene un espejo encima de la cama

Puede que no parezca tan importante, pero el Christian-Dornan tiene un espejo en el techo de su habitación. Lo vemos cuando él y Anastasia practican sexo "vainilla" por primera vez. También es la primera vez que Anastasia practica sexo y la primera vez que Christian lleva a una mujer a su habitación. Si eso es cierto, lo único que hace este narcisista con un espejo encima de la cama es observar cómo se masturba. Así de simple.

Ella accede a ser sumisa durante su graduación

Pues no. En la película, Anastasia acepta su sumisión mientras se está graduando. Él le da los diplomas en el escenario y ella dice: "Vale". En la novela, ella accede tras la ceremonia, no frente a cientos de compañeros. "Soy Eva en el Jardín del Edén; él es la serpiente y yo no me puedo resistir", escribe la autora.

Anastasia va a casa de Grey con ropa interior

Sobre el papel, Christian le roba la ropa interior a Ana para que tenga que ir a cenar a casa de sus padres sin bragas. Se entiende que en la película sigue con ellas puestas.

No hay sexo en casa de sus padres

En la cena, Christian está furioso con Anastasia porque ella no le deja tocarla por debajo de la mesa y le dice que va a ir a Georgia a visitar a su madre. Él la lleva a dar una vuelta y, en el libro, mantienen relaciones sexuales en un cobertizo de lanchas, donde Christian la amenaza con azotarla si llega al orgasmo. Esa escena en el cobertizo no aparece en la película.

No existe la escena del tampón

La directora, Sam Taylor-Johnson, reveló en mes pasado en una entrevista que la escena en la que Christian le quita el tampón a Anastasia para practicar sexo con ella en un hotel de Georgia fue suprimida. "Nunca hubo dudas", contó a Variety. A pesar de todo, habría sido divertido ver al público revolverse en su asiento. La escena habría tenido sentido.

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano.

Photo gallery Jamie Dornan, en fotos See Gallery
Photo gallery Los 'juguetes' de 50 Sombras de Grey See Gallery