ECONOMÍA
18/03/2015 09:39 CET | Actualizado 18/03/2015 11:37 CET

Detenidas 350 personas por las protestas en la inauguración de la sede del BCE

Violencia en el corazón del euro. Grupos de manifestantes han protagonizado enfrentamientos con el fuerte operativo antidisturbios desplegado en Fráncfort ante la inauguración de la nueva sede del Banco Central Europeo (BCE) que tendrá lugar este miércoles.

Los manifestantes, algunos de ellos encapuchados, se han enfrentado a la policía a pedradas y han incendiado contenedores de basura en el centro de la capital financiera y banquera alemana.

Las fuerzas de seguridad, por su parte, han hecho uso de cañones de agua a presión para tratar de contener a los grupos de jóvenes que, desde la madrugada pasada, habían empezado con unas acciones de protesta que, por momentos, sorprendieron por su virulencia a la policía.

La Policía ha detenido hasta el momento a un total de 350 manifestantes por estos altercados por haber cometido un delito de alteración del orden público.

Al menos un agente ha resultado herido, según las primeras informaciones policiales, así como una manifestante.

Desde el cuerpo de bomberos se lanzó una llamada a través de twitter a los manifestantes a retirarse para poder hacer su trabajo y sofocar los incendios, multiplicados en contenedores de basura y barricadas desplegadas por distintos puntos de las inmediaciones de la nueva sede del BCE.

"¡NO HAY NADA QUE CELEBRAR!"

El grupo anticapitalista Blockupy había convocado para hoy una jornada de protesta, coincidiendo con la inauguración de la sede del Banco Central Europeo.

"El 18 de marzo de 2015 el BCE quiere inaugurar formalmente de forma pacífica su nuevo cuartel general en Fráncfort. ¡No hay nada que celebrar en una política de ahorro y empobrecimiento!", había declarado Blockupy, en la jornada precedente a la ceremonia.

El grupo anticapitalista calculaba que al menos 10.000 personas, llegadas de toda Europa, secundarán su jornada de protestas.

Las autoridades de Fráncfort habían organizado un fuerte dispositivo policial para proteger las inmediaciones del edificio, así como otros puntos potencialmente vulnerables en la ciudad.

El presidente del BCE, Mario Draghi, inaugurará oficialmente la nueva sede sobre las 10.00 horas, en un acto al que asistirán los gobernadores de los bancos centrales nacionales de la zona del euro.

Las entradas a la nueva sede del BCE, en la que desde finales del año pasado ya trabajan los empleados de la entidad monetaria, estarán bloqueadas mañana.

Photo gallery Fráncfort See Gallery