TENDENCIAS
22/06/2015 08:01 CEST | Actualizado 22/06/2015 08:07 CEST

Nueve maneras de ser mejor persona en tu próximo vuelo

Ya sea durante un día de diario o el fin de semana con más desplazamientos del año, volar puede ser una experiencia terrible.

Hay una manera sencilla de hacer que el viaje sea algo mejor y se resume en una clásica regla de oro: trata a los demás como te gustaría que te trataran a ti. Desafortunadamente, hay personas a las que le cuesta recordarla. Aquí va un pequeño recordatorio para ellos:

1. Recuerda que no eres el único que sufre las estrecheces del asiento

Se siente.

2. Reclina el asiento... si te dan permiso para ello

Trata de ser comprensivo con las rodillas del pasajero que va detrás de ti.

3. Las azafatas son personas, no asistentes personales

Sí, sirven bebidas y prestan su ayuda, pero ante todo, merecen el máximo respeto.

4. La comida olorosa incomoda a todo el mundo

Si te llega el olor de tu sándwich de atún, probablemente al de al lado le estará torturando.

5. No a todo el mundo le apetece oírte hablar

¿Tienes una buena historia que te apetece compartir? Adelante, pero por favor, no lo hagas A GRITOS. Especialmente si vuelas de noche y el resto de pasajeros intenta dormir.

6. Y tampoco les apetece escuchar tu película o tu música

Ponte los auriculares y mantén el volumen dentro de unos límites razonables.

7. Descalzarte NO ES UNA OPCIÓN

No hay discusión que valga.

8. No te enfades con el bebé que llora

Si llora es por alguna razón, así que no empeores la situación gritándole a él o a sus padres. Seguramente estén más agotados de lo que lo estás tú.

9. Recuerda que todo el mundo trata de llegar a un sitio

No eres el centro del universo (ni del avión).

Este artículo fue originalmente publicado en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés.

ADEMÁS

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'