POLÍTICA
27/07/2015 14:53 CEST | Actualizado 27/07/2015 14:53 CEST

Huelga indefinida de las brigadas antiincendios

BRIF en lucha from Visualizo on Vimeo.

La amenaza se ha hecho realidad. Las brigadas de refuerzo en incendios forestales han convocado desde este lunes 27 de julio una huelga indefinida en toda España ante la "imposibilidad de alcanzar un acuerdo sobre la retribución salarial", según han informado a Europa Press fuentes del sindicato CSI-F, que forma parte del Comité de Empresa de la empresa pública Tragsa, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente.

Estos grupos están formados por profesionales cuya rapidez y efectividad son claves para atajar los grandes incendios forestales. CSI-F subraya que los servicios mínimos están fijados en el 100% de los efectivos, por lo que la repercusión de la huelga se prevé mínima. El paro tiene lugar en plena campaña contra incendios y mientras un fuego que sigue sin ser controlado ha devorado ya 1.200 hectáreas en Ódena, Barcelona.

Las brigadas están formadas por 570 trabajadores distribuidos en diez bases por todo el territorio nacional. Entre las reivindicaciones del colectivo, destaca un incremento salarial tras cuatro años de congelación -el salario medio se sitúa en 16.000 euros, según CSI-F-.

Además, reclaman ser reconocidos dentro de la categoría de bomberos forestales, dado que hasta ahora están contratados únicamente como peones forestales. Los trabajadores subrayan que eso les daría opción a una jubilación anticipada y al reconocimiento de enfermedades profesionales.

"TE ECHAN A LA CALLE COMO UN PERRO"

“Si el día de mañana tenemos un cáncer de pulmón por los humos, no nos entra como enfermedad laboral”, ejemplificaba a El Huffington Post unos días Raquel Jara, portavoz de la Plataforma de Asociaciones y Sindicatos de Bomberos Forestales, que denuncia que el Ministerio de Medio Ambiente y Tragsa, la empresa encargada de la gestión de este servicio que depende directamente del departamento, se pasan la pelota de unos a otros sin dar soluciones reales.

Las Brigadas exigen, además, la posibilidad de pasar a una “segunda actividad” cuando las condiciones físicas no les permitan seguir en primera línea de fuego. “Cuando nos hacemos mayores nos vamos a la calle. Aproximadamente a los 45 años, cuando ya no superas las pruebas físicas anuales, te echan a la calle como un perro. Queremos, al menos, poder hacer tendido de manguera o cualquier otra cosa”, reivindicaba Jara, que asegura que los 35.000 bomberos forestales de España apoyan las peticiones.

Exigen, además, trabajar todo el año, dado que ahora la mayor parte de los profesionales únicamente están ocupados durante los meses del verano y, después, se van al paro. “En invierno es cuando puedes dar formación. En verano en 15 días no les puedes enseñar todo, y es un peligro. Pedimos prevención y formación en invierno”, subraya Jara.

Las brigadas antiincendios llevan meses protestando y ya fueron a una huelga los días 14, 15 y 16 de julio.

TE PUEDE INTERESAR