INTERNACIONAL
02/08/2015 10:41 CEST

París y Londres se marcan como "prioridad absoluta" cesar la crisis de Calais

GETTY IMAGES

Las autoridades francesas y británicas han asegurado este domingo que tienen como "prioridad absoluta" poner fin a la crisis migratoria en el puerto de Calais, pero recuerdan que la solución no es "simple" ni depende exclusivamente de ellos. De momento, dan dos pasos inmediatos: un refuerzo policial en la zona y una inversión urgente para crear un área de "seguridad" para los camiones que cruzan entre los dos países a través del eurotúnel.

En una declaración conjunta de los ministros de Interior de Francia y el Reino Unido, Bernard Cazeneuve y Theresa May, respectivamente, recalcaron que, a largo plazo, "toda respuesta a la presión migratoria reposa sobre la reducción del nombre de personas que abandonan África para llegar a Europa por razones económicas". De nuevo, sin alusiones a los refugiados que llegan a Europa por los diferentes conflictos armados del planeta.

Las instalaciones de Eurotunnel, la empresa concesionaria del túnel bajo el canal de La Mancha que une Francia y el Reino Unido, son desde principios de semana víctima de tentativas masivas de intrusión que el martes se elevaron a las 2.000 y en la noche del viernes se redujeron a las 300, más o menos los mismos que trataron de internarse en el túnel la pasada noche.

"Para muchos, Europa y sobre todo el Reino Unido son sinónimos de perspectivas de prosperidad. Esa ilusión alimenta el comercio funesto de los traficantes (de personas), razón por la que debemos ayudar a los países africanos a crear posibilidades de desarrollo económico y social", destacaron en la nota.

Ambos ministros advirtieron en el comunicado, difundido por el diario Le Journal du Dimanche (JDD), de que "no existe una solución simple" y de que ninguno de sus dos países puede gestionar solo esa creciente problemática.

"No obstante, la fuerza de la relación franco-británica y el lugar preponderante que ocupan nuestros dos países sobre este tema en Europa es esencial para resolverla", añadieron Cazeneuve y May.

120 AGENTES Y 10 MILLONES DE EUROS MÁS

París ha enviado 120 agentes para reforzar la seguridad en la zona, mientras que Londres ha anunciado que colocará vigilantes privados en su zona, más la inversión de 7 millones de libras (unos 10 millones de euros) en la construcción de un área de protección para camiones con destino al Reino Unido y en erigir en la terminal de Coquelles de una valla más fuerte que la actual. Incluye vallas, luces y sensores.

"Todas estas medidas van en el mismo sentido y envían una señal fuerte: nuestras fronteras son seguras, y los traficantes cometen un acto criminal al hacer llegar a Calais a inmigrantes de los que saben que no podrán llegar más lejos", afirmaron los dos ministros.

Tras esa firmeza, apuntaron que Europa "ofrecerá siempre protección a quienes huyen de conflictos o persecuciones", pero avanzaron que se debe romper el nexo entre "travesía del Mediterráneo y posibilidad de instalarse en Europa por razones económicas".

RESCATE MASIVO EN EL MEDITERRÁNEO

Mientras, en el Mar Mediterráneo, un grupo de 780 inmigrantes y refugiados fueron rescatados en la tarde del sábado, según se ha sabido esta noche pasada. Dentro de su barcaza había además cinco cadáveres. Todos ellos han sido localizados a unas 30 millas de las costas de Libia, en las operaciones de rescate coordinadas por la Guardia Costera italiana.

Los inmigrantes fueron rescatados cuando navegaban rumbo a Italia y se encontraban en situación de peligro, informaron los medios locales. Estas personas iban a bordo de cuatro lanchas neumáticas y de una barcaza, y en el momento del rescate estaban a unas 30 millas del norte de Libia. Se espera que los inmigrantes sean llevados a un puerto italiano en las próximas horas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...