ECONOMÍA
27/08/2015 14:16 CEST | Actualizado 27/08/2015 14:19 CEST

Ontiveros: "Cuando China estornuda, la economía global debe ponerse bufanda"

Los vaivenes bursátiles de estos últimos días tienen un foco: China. Los temores sobre el futuro de la segunda economía del mundo han contagiado a la mayor parte de las Bolsas del mundo y provocaron, a comienzos de semana, un lunes negro teñido de rojo.

La principal bolsa china, la de Shanghái, se anotó este jueves una subida del 5,34%. El dato es relevante porque supone dejar atrás cinco jornadas consecutivas de fuertes pérdidas, que le habían hecho caer casi un 23%. Además, recuperó el nivel de los 3.000 puntos.

Emilio Ontiveros, presidente de Afi (Analistas Financieros Internacionales), defiende que "lo que pase con China va a afectar a España". No sólo en las Bolsas, sino en la propia ejecución de los Presupuestos Generales del Estado. "Una mayor desaceleración de la economía china claramente pondría en peligro el crecimiento económico en Alemania. Y éste, lógicamente, condicionaría el crecimiento económico de España", razona.

"Cuando China estornuda, el conjunto de la economía global se tiene que empezar a poner bufanda", subraya el presidente de Afi, en contra de lo que defiende por ejemplo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien defiende que "lo que está ocurriendo en China no va a repercutir de manera muy importante en la economía española".

En su videoblog de El Huffington Post, Ontiveros avisa de que las hipótesis macroeconómicas que sirvieron de fundamento para elaborar los Presupuestos Generales de 2016 "pueden verse alteradas en los próximos meses", ya que el crecimiento actual se basa en tres factores "con fecha de caducidad": la caída del precio del petróleo, la política laxa del Banco Centro Europeo respecto al precio del dinero y una depreciación del euro "que no podemos dar por descontada en el futuro".