INTERNACIONAL
08/09/2015 12:20 CEST | Actualizado 08/09/2015 12:22 CEST

Israel dice no ser "indiferente" al drama de los refugiados pero levanta una valla para que no entren

REUTERS

"Israel es un país pequeño, muy pequeño. No tenemos profundidad demográfica ni geográfica y por eso tenemos que controlar nuestras fronteras". Con estas palabras justificaba hace un par de días Benjamin Netanyahu, primer ministro israelí, el rechazo de su Gobierno a acoger refugiados.

"Israel no es indiferente a la tragedia humana de los refugiados de Siria y África", dijo Netanyahu, antes de anunciar que la frontera israelí con Jordania y Egipto ha sido reforzada con una nueva valla para, según el mandatario, "controlar" las fronteras "contra las infiltraciones ilegales y contra los terroristas".

"Vamos a rodear Israel con una valla en la medida de lo posible. No vamos a permitir que Israel se vea inundado con infiltrados, trabajadores inmigrantes, ni terroristas", agregó el primer ministro israelí.

En su discurso, Netanyahu sacó pecho de la ayuda prestada por su Gobierno al asegurar que Israel ha prestado atención médica a aproximadamente mil heridos procedentes de Siria.

PALESTINA DEFIENDE LA ENTRADA DE REFUGIADOS

Mientras tanto, el presidente palestino, Mahmud Abbas, ha defendido que se permita la entrada de refugiados palestinos afincados en Siria que quieran vivir en Cisjordania. Con ello se cumpliría un objetivo humanitario, pero también se satisfaría el derecho de los refugiados palestinos al retorno, ha explicado Abbas.

Según el grupo palestino Badil, en abril habían huido de Siria unos 80.000 refugiados palestinos, otros 280.000 son desplazados internos y el 95% de ellos necesitan ayuda humanitaria urgente. Hasta 884 palestinos de Siria han logrado entrar en la Franja de Gaza entre febrero de 2011 y octubre de 2014.

Unos 800.000 palestinos huyeron del actual territorio de Israel en la guerra de 1948 y sus descendientes suman a día de hoy unos 5 millones en Siria, Irak, Líbano o Jordania sin que Israel acepte su derecho de retorno.

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB