TENDENCIAS
16/10/2015 07:45 CEST | Actualizado 06/05/2016 20:02 CEST

9 secretos para convertir tu comedor en un espacio más agradable

Para muchos de nosotros, el comedor es un espacio para disfrutar, charlar, reír, comer... Siempre en compañía. Tanto si se trata de una gran estancia, de una cocina-comedor, o quizás simplemente de una pequeña mesa en una esquina del salón, con algunos trucos y consejos sencillos cualquier espacio puede convertirse en el núcleo perfecto para el entretenimiento. Todo ello, por supuesto, sin gastar demasiado dinero.

1. LA ILUMINACIÓN

La iluminación puede transformar completamente el ambiente de un comedor. Aporta vida a tu espacio con una pieza llamativa. Tanto si se trata de una lámpara colgante de gran tamaño, de lamparitas de colores distribuidas por toda la habitación, de guirnaldas de luces que adornan la pared o de una enorme lámpara de pie articulada, existen muchas opciones en cuanto a la iluminación.

Aunque las lámparas pueden parecer caras, no es necesario invertir en opciones con precios desorbitados. Si puedes, busca algo más asequible pero que resulte impactante. Por ejemplo, las lámparas colgantes de papel son económicas. Además, se pueden encontrar en interesantes formas y tamaños. Si lo que buscas es una lámpara de mesa, hay algunas modificaciones que puedes realizar tú mismo. Por ejemplo, cambia una bombilla común por una de estilo Edison vintage para conseguir un look industrial, o renueva la base con pintura en spray.

2. ELIGE UNA ALFOMBRA VISTOSA

Usa una alfombra llamativa para imprimir un punto de energía a tu comedor. Para elegir una que funcione bien, toma nota del suelo para crear una que contrate con la alfombra. Aquí las rayas son muy llamativas y dan al espacio un aire ligeramente glamuroso. Justo lo que buscas cuando celebras una cena.

Llénalo todo de alfombras que no sean muy caras. Otra buena opción es usar moqueta cortada a medida. Aunque circulan algunos tutoriales por internet, si no estás acostumbrado a realizar este tipo de proyectos, quizás es mejor que acudas a un distribuidor de moquetas.

3. ESCOGE UN DETALLE DE COLOR

Una forma estupenda de potenciar el estilo en tu comedor es elegir un color fuerte y distribuir algunas pinceladas por toda la habitación. Tanto si se trata de la propia mesa, de las sillas o de una alfombra, escoger un color es una forma efectiva unificar el diseño y conseguir un espacio más acogedor e interesante.

Coge algunas viejas botellas de cristal y dibuja unas espirales en el mismo color que hayas elegido. Lo mismo puedes hacer de forma rápida y sencilla con portavelas o jarrones. Incluso puedes comprar un felpudo barato y personalizarlo con trozos de papel y recortes de revistas en el mismo color. Encontrarás tutoriales online para desarrollar ambas ideas.

4. EMPLEA DIFERENTES SILLAS

¿Quién ha dicho que todo tiene que ir a conjunto? Una forma estupenda de poder incluir muebles de comedor en tu presupuesto es desechar la idea de que debes comprar un conjunto. Si aceptas piezas individuales te sorprenderá lo fácil que es encontrar grandes cosas en tiendas de segunda mano, rastrillos y en páginas web como Gumtree, Freecycle o eBay. Incluso puedes encontrarte una vieja silla de comedor en la calle.

Piensa en cómo conseguir una buena mezcla de materiales y colores. Lo que quieres es crear una ambiente ecléctico. No te preocupes porque las sillas combinen con la mesa de comedor o con el resto del mobiliario.

5. DALE UN TOQUE PERSONAL

Siempre se ha dicho que tu casa debe reflejar tu personalidad. ¿Por qué no usar entonces todos esos cachivaches que guardamos en una caja para decorar tus estanterías? Todos estos artilugios harán que sientas el espacio como tuyo. Además, siempre tendrás cosas de las que hablar y anécdotas que contar a tus invitados.

6. AÑADE ALGUNAS PIEZAS RETRO

No tengas miedo de comprar artículos usados, hay un gran número de fantásticos artículos que se pueden encontrar en tiendas de segunda mano y rastrillos. Las mesas con alas retro, como la de este pequeño comedor, son un elemento práctico que añadir al presupuesto. Las puedes encontrar en tiendas de segunda mano y rastrillos, como Judy’s Affordable Vintage Fair en Londres. Es una buena forma de introducir color a tu comedor, ya que suelen estar recubiertas de formica en tonos llamativos, que se pueden aplicar a otros accesorios, como los cojines de los asientos

7. COLOCA ACCESORIOS DEL MISMO COLOR

Una idea tan sencilla como combinar el color de los trapos de cocina con tus tazas, platos y tazones puede resultar una magnífica forma de hacer que una misma temática recorra toda la estancia del comedor. Aquí, una colección de vidrio rojo combina con el rojo del cuadro. Si tienes una cocina-comedor, da un paso más e involucra a tu tostador y a tu exprimidor.

8. ADORNA CON FLORES

Ya lo habías escuchado antes… y lo seguirás escuchando: ¡flores! No hay una forma más sencilla de renovar un espacio. Tanto si se trata de un adorno para un centro de mesa o una pequeño detalle en tazas de té, tal y como se muestra aquí, usar flores es una forma fantástica (y sin ataduras) de renovar tu comedor.

Piensa en las flores de cada temporada, por ejemplo, usa hojas de acebo en Navidad y narcisos en Semana Santa. Son toques muy obvios, pero ayudarán en gran medida.

9. CUENTA CON UNA PARED DE PIZARRA

Si estás celebrando una cena y quieres que la conversación fluya fácilmente, puedes lograrlo recurriendo a algunos juegos de mesa. ¿Por qué no dedicar una pared entera a algo divertido con la pintura de pizarra? Dispondrás de un tablero de juego siempre listo y, lo que es más, durante el día puede hacer las veces también de lista de tareas o de espacio para escribir notas y recordatorios a la familia o los compañeros.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EL HUFFPOST PARA IKEA