INTERNACIONAL
27/11/2015 11:08 CET | Actualizado 27/11/2015 11:24 CET

Francia homenajea a las víctimas de los atentados de París

Silencio y emoción han sido los pilares del homenaje nacional a las víctimas de los atentados de París. Uno a uno los nombres y la edad de las 130 personas que perdieron la vida el 13-N han sido recordados en Los Inválidos, actual museo del Ejército, un simbólico escenario que recuerda la grandeza militar de Francia. ante las máximas autoridades del Estado, familiares, heridos, miembros de las fuerzas de seguridad, sanitarios y franceses que han querido dar un último adiós a las afectados por la masacre de hace 15 días.

El presidente François Hollande, sentado en una silla, solo, con el público a su espalda ha mantenido un gesto serio y emocionado. Además del Ejecutivo en pleno han asistido al acto Nicolas Sarkozy, Marine Lepen, Anne Hidalgo, François Bayrou yJean-Luc Mélenchon, entre otros.

(Puedes seguir leyendo tras el vídeo...).

El presidente ha pedido que este viernes sea un día de unidad y ha invitado a los ciudadanos del país a engalanar con banderas nacionales las fachadas de las casa. El objetivo, ha señalado el portavoz del gobierno, es "permitir a todos participar de una forma u otra", ya que "no todo el mundo podrá acudir" al acto. La conmemoración se celebrará frente al palacio de los Inválidos a las 10.30 de la mañana (hora local) y se calcula que concentrará a "más de un millar de personas". "Hemos intentado proponer algo que permita a cada francés el viernes tomar parte también en el homenaje", ha insistido.

Lo cierto es que la oleada de homenajes patrióticos en Francia se ha reflejado también en la venta de banderas nacionales, un símbolo que respaldan el 93% de los ciudadanos franceses. "Desde el primer día después de los atentados, nuestra página web ha tenido un pico de visitas, y en una semana se han duplicado el número de pedidos", ha explicado a Efe Marie Ledet, responsable de Doublet, fabricante de banderas con taller en Lille, en el norte de Francia.

UNIDAD NACIONAL

La venta de enseñas nacionales, que muchos han adoptado en sus perfiles en las redes sociales, ya registró un repunte tras los atentados yihadistas del pasado enero, que se cobraron 17 víctimas mortales. Pero la masacre del pasado 13 de noviembre ha situado la demanda de banderas a niveles similares a los de momentos como la muerte del general Charles de Gaulle en 1970 o la victoria de Francia en el Mundial de Fútbol de 1998. Los medios del país también se han sumado la homenaje, con mensajes como este de la agencia AFP:

(Puedes seguir leyendo tras el tuit...).

Sin embargo, algunos familiares de víctimas han expresado críticas hacia el evento. Es el caso de la hermana de François-Xavier Prévost, fallecido en la sala de conciertos Bataclan, quien ha llamado al boicot del homenaje en un mensaje publicado el pasado lunes en su perfil de la red social Facebook. "No gracias, señor presidente, señores políticos, no queremos sus manos tendidas ni sus homenajes y les hacemos responsables de lo sucedido", ha subrayaba.

En la publicación, compartida 17.000 veces, ha criticado además que en Francia sea "posible viajar a Siria y regresar libremente" y que los individuos fichados por radicalización yihadista "circulen libremente".

Por su parte, la banda de rock estadounidense Eagles of Death Metal quiere ser el primer grupo que toque en la reapertura de Bataclan. "Quiero volver a París. Quiero tocar. Quiero que seamos la primera banda que toque en el Bataclan cuando reabra. Nuestros amigos fueron a ver rock y murieron. Yo quiero volver y vivir", ha dicho Jesse Hughes, el cantante del grupo, en una entrevista con Vice.