POLÍTICA
10/02/2016 09:50 CET | Actualizado 10/02/2016 09:50 CET

Los titiriteros llegan a la portada del 'Financial Times'

La polémica por los dos titiriteros encarcelados en Madrid traspasa ya fronteras. Este miércoles, la noticia ocupa un hueco en la portada del prestigioso diario económico británico Financial Times, que afirma que "el trabajo de un teatro de títeres radical ha desencadenado un escándalo político desconcertante" en España "junto con un intenso debate sobre la libertad artística y la competencia de la nueva administración de la capital".

El diario asegura que, según el expediente judicial, la obra tuvo una serie de "escenas violentas y provocativas" incluyendo el ahorcamiento de un juez, una violación y el asesinato de una monja, "cuya marioneta es apuñalada hasta la muerte con un crucifijo". En una escena, continúa el periodista Tobias Buck, un títere sostiene una pancarta que se refiere a ETA, "el grupo radical vasco que ha matado a más de 800 personas en su campaña de décadas de duración".

(Sigue leyendo después de la imagen...)

El Financial Times informa de que el asunto "ha desatado un torrente de críticas" contra la alcaldesa de Madrid, "uno de los mayores líderes de la izquierda española", y contra el poder judicial, "que ha sido ampliamente reprendido por sobre-reaccionar". El redactor subraya en este punto que la polémica se ha convertido en una "distracción" en un momento clave para España por las negociaciones para alcanzar un acuerdo de Gobierno.

El diario, que señala que en España se ha extendido el el hashtag "Je suis titiritero", afirma que el "escándalo" parece haber dado "un golpe especialmente duro a Manuela Carmena", una alcaldesa que llegó al poder "prometiendo acabar con la obsesión de la capital con los grandes proyectos y centrarse en la política pequeña".

El Financial Times destaca que, pese a eso, el mandato de Carmena "ha generado controversia" sobre el manejo de las cuestiones aparentemente pequeñas y recuerda las críticas y el enfado de la oposición por cómo se organizó la cabalgata de reyes al considerarla "demasiado moderna", sin "elementos tradicionales como los camellos y otros animales vivos". El diario destaca también los errores del Ayuntamiento de Madrid al retirar los monumentos franquistas de las calles de la ciudad.

TE PUEDE INTERESAR

ESPECIAL PUBLICIDAD