POLÍTICA
23/02/2016 09:33 CET | Actualizado 23/02/2016 11:33 CET

Torres dice que el abogado de Juan Carlos I y Hacienda supervisaban Nóos

EFE

La hora de la verdad. El socio de Iñaki Urdangarin en el Instituto Nóos, Diego Torres, ha afirmado este martes en el juicio que el abogado del rey Juan Carlos, José Manuel Romero, y Hacienda supervisaban periódicamente las actividades de la entidad y les daban su aprobación.

Torres ha asegurado en su declaración como acusado ante el tribunal de la Audiencia de Palma que el secretario de Nóos, Miguel Tejeiro, mantenía encuentros periódicos con Romero, "abogado del jefe del Estado, y le rendía cuentas" sobre lo que hacía la asociación sin ánimo de lucro que dirigía junto a Urdangarin.

"Además, cada año al llegar el mes de junio, el señor Tejeiro (su cuñado y también responsable de la gestión fiscal del Instituto) se reunía con un alto funcionario de Hacienda para que le revisará las declaraciones de impuestos (...), y se lo aprobaba", ha subrayado.

(Sigue leyendo después de la imagen)

Diego Torres

El juicio se ha reanudado con la declaración de quien fuera socio de Iñaki Urdangarin al frente del Instituto Nóos, Diego Torres. Su interrogatorio se prevé largo y con toda seguridad se prolongará durante varios días.

En concreto, la Fiscalía Anticorrupción reclama para el acusado 16 años y medio de cárcel -petición que Manos Limpias eleva a 22 y medio- por poner en marcha, junto al exduque, una estructura "hueca de contenido real" y "una maraña de facturación ficticia" para apoderarse de los más de seis millones de euros que obtuvieron de Baleares, Comunidad Valenciana y Madrid.

Para ello, según el fiscal Pedro Horrach, utilizaron el Instituto Nóos como epicentro de la trama, al que manejaron "a su antojo" junto a otras mercantiles de su propiedad para que "operasen al servicio de sus intereses comerciales".

TORRES APUNTA A LA CASA REAL

Torres niega, sin embargo, que la entidad liderada por ambos llevase a cabo actividades ilícitas no relacionadas con sus objetivos fundacionales, y que a los fondos públicos percibidos se les diese un destino irregular. Es más, defiende que la Casa Real estaba al corriente de todos los negocios que Nóos llevaba a cabo con las Administraciones.

De hecho, en uno de los numerosos escritos presentados a lo largo de la instrucción de la causa, la defensa de Torres asegura que desde el Instituto "jamás se hizo nada sin antes haber informado" al exsecretario de las Infantas, Carlos García-Revenga, "y a la Institución que él representaba y que lo autorizaba todo, pues en caso contrario nada se acometía".

Tras la declaración de Torres en el juicio, se prevé que comparezca Urdangarin, mientras que queda en el aire la fecha en que serán interrogados los otros dos acusados que restan por deponer: la Infanta Cristina y el abogado Salvador Trinxet. Ante la incertidumbre en torno a cómo transcurrirán las declaraciones, el tribunal ha habilitado la primera semana de marzo, de ser necesario, para continuar con los interrogatorios.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR