POLÍTICA
26/02/2016 09:44 CET | Actualizado 26/02/2016 09:44 CET

Guerra de etiquetas de cara a nuevas elecciones

REUTERS

El tiempo político parece suspendido ante la primera votación de investidura del próximo miércoles. Los dirigentes de las principales formaciones políticas reafirman sus posiciones mientras el debate se extiende entre la ciudadanía, no sin cierta confusión...

"A juzgar por las últimas noticias, Pedro Sánchez piensa que en el fondo de todo seguidor del PP hay un simpatizante de Ciudadanos. Tal vez porque él mismo lleva dentro un Albert Rivera, como esos helados de chocolate con corazón de vainilla... La verdad es que no sabemos quién es la vainilla y quién el chocolate, está todo muy confundido". Así lo considera Juan José Millás con su singular mirada en la última de El País.

Y lo cierto es que hasta los expertos demoscópicos explican lo que parece una paradoja: "La mitad de los del 'no' quieren el 'sí". Se refiere otro Juan José, en este caso Toharia, al resultado del sondeo de Metroscopia de que un 50% de los votantes del PP y el 56% de Podemos piensan que sus respectivas formaciones deben dar vía libre al pacto PSOE-Ciudadanos. "Esto contrasta con la rotunda y quizá sobreactuada negativa a considerar tal posibilidad de sus dirigentes".

Una posible explicación la aporta Teodoro León Gross en El Mundo: "Esta semana toca escenificar la guerra de las etiquetas: centro, derecha, izquierda, centroderecha... Sus maniobras estratégicas apuntan al 26J. Y en las urnas, casi nadie vota programas, sino prejuicios. De ahí la obsesión de la batalla por la etiqueta".

Y en esa batalla, las frases tienen un peso decisivo: Rajoy y Rivera dejan dos esta mañana...

"Si no te casas con nadie, no hay acuerdo", ha dicho Albert Rivera, y ABC le afea la reflexión, al recordarle que hay matrimonios de conveniencia que sirven para obtener beneficios. Rajoy, en su carta de respuesta al líder de Ciudadanos, deja otra frase: "Comprenderás que no apoye a tu candidato". Lo que, a juicio de La Razón, evidencia la entrega de Rivera a Sánchez.

Por cierto, que en en el acto de este diario, se produjo anoche una imagen significativa: Cristina Cifuentes se llevó a la ministra Fatima Báñez a los pies de Rajoy para salir junto a él en la foto, y la vicepresidenta Soraya le recriminó entre bromas y veras la iniciativa.

No hubo referencias a Rita Barberá en la conferencia de Rajoy, pero la exalcaldesa de Valencia acapara esta mañana titulares...

"Rita Barberá se niega a dimitir: 'Las acusaciones son falsas", resume El País en primera una intervención que, según El Mundo, sólo convenció a Rajoy en el PP. Xavier Borrás explica el motivo de la aparición de Rita: "Tenía un as en la manga". La comparecencia se produjo horas antes de que la fiscalía de Valencia informase de que "el caso Ritaleaks" está pendiente de la práctica de las diligencias acordadas y que no es cierto que se vaya a presentar una querella contra Barberá. Es decir, no se enviará a la fiscalía del Supremo.

En paralelo a todo esto, el debate entre PSOE y Podemos se ha interrumpido en la mesa de negociación, pero continúa en los diarios...

Con dos tribunas esta mañana en el diario Cinco Días del socialista Jordi Sevilla y del responsable de economía de Podemos, Alberto Montero. El primero defiende el acuerdo con Ciudadanos, al asegurar que "incluye combatir la precariedad laboral, centrada hoy en el abuso de la contratación temporal". El segundo sostiene que el pacto asume que el problema del paro tiene su inicio y su fin en el mercado de trabajo, lo que supone "la expresión más nítida de que lo liberal se ha comido lo social".

Sevilla también destaca que "se pacta renegociar el calendario de reducción del déficit con Bruselas", y parece necesario, porque El País señala que España será hoy amonestada por la Comisión por déficit excesivo. En su argumentación: "Bruselas exige a España reformas para controlar el gasto autonómico".

En Europa, en cualquier caso, el foco se centra en la crisis de refugiados, que está entrando en una nueva fase...

El Wall Street Journal asegura que "altos funcionarios de la Unión Europea barajan el hasta ahora tabú de frenar a los refugiados en Grecia, aún siendo conscientes de que este paso supondría una crisis humanitaria en ese país". De hecho, el periodista griego Apostolis Fotiadis denuncia en The Guardian que "la reacción racista contra los refugiados es la verdadera crisis en Europa" y reclama "una evacuación humanitaria".

Sin embargo, Merkel parece cada vez más aislada. Así lo interpreta Bertold Kohler en el Frankfurter Allgemaine, al constatar el divorcio entre la canciller y el austriaco. Además, Die Welt atiza la polémica en Alemania al asegurar que han desaparecido 130.000 refugiados registrados, y reseña que la mayoría llega sin pasaporte para evitar ser deportados a sus países de origen.

El tuit de esta mañana intenta explicar los motivos de un éxito...

El que está obteniendo Donald Trump en las primarias republicanas. Detrás de sus intempestivas propuestas y declaraciones, nos cuenta Financial Times, el millonario cuenta con un equipo de expertos curtidos en el que llaman la atención la presencia del exalcalde de Nueva York Rudolf Giuliani o del activista e inversor Carl Icahn, "la única persona que, a juicio de Trump, puede mover los cimientos de Washington"... Allá va...