INTERNACIONAL
30/03/2016 21:40 CEST | Actualizado 30/03/2016 21:40 CEST

Francia afirma que impidió un atentado "de extrema violencia"

EFE

El presunto yihadista francés Reda Kriket, detenido el pasado jueves cuando, según las autoridades, ultimaba un atentado terrorista, fue inculpado este miércoles por la Justicia francesa y puesto bajo detención provisional, indicó el fiscal de París, François Molins.

Kriket, de 32 años, ha pasado seis días en los calabozos antes de ser presentado ante un juez, una duración excepcionalmente larga que la ley solo justifica por la preparación de un atentado inminente o por necesidades de cooperación internacional, agregó Molins en una declaración ante la prensa.

Al término de ese periodo, ha sido imputado por asociación de malhechores con fines terroristas y por tenencia de armas y explosivos, entre otros cargos.

"ARSENAL DE AMPLITUD INÉDITA"

Aunque el sospechoso se ha negado a declarar y se ha limitado a negar que sea un terrorista, el fiscal confirmó que "todo apunta" a que la detención de Kriket el pasado jueves evitó la inminente comisión de un atentado "de extrema violencia", tal y como se revela del "arsenal de amplitud inédita", con numerosas armas, explosivos y detonadores, "algunos listos para ser utilizados".

Molins indicó que en el apartamento alquilado por Kriket en Argenteuil, a las afueras de París, bajo una falsa identidad, se encontró una gran cantidad de material para fabricar bombas, además de cinco fusiles de asalto kalashnikov, una metralleta, siete pistolas y numerosa munición.

También hallaron siete teléfonos nuevos, que Molins dijo que podrían haber servido para coordinar el atentado, y pasaportes robados, para moverse con identidades falsas. Sin embargo, Molins indicó que no se ha podido determinar cual era el objetivo del atentado.