INTERNACIONAL
15/12/2016 13:54 CET | Actualizado 15/12/2016 14:16 CET

El mensaje de un niño al que vendieron un móvil roto provoca la solidaridad masiva

Cuando el británico Oliver Bunford, de 8 años, logró ahorrar algo de dinero comprarse un teléfono móvil para llamar a su padre, nada le hacía sospechar que su historia iba a dar la vuelta al mundo.

La madre del pequeño adquirió un terminal por menos de 50 euros a través de un grupo de Facebook. Bunford por fin podría comunicarse con su progenitor, que se encuentra a 65 kilómetros de distancia.

Sin embargo, el niño se percató pronto de que el teléfono estaba defectuoso y se lo dijo a su madre que, tras hacérselo saber al vendedor, recibió amenazas por respuesta —según informa Metro—.

La madre del menor, Sabrina Jane Skayman, publicó en Facebook una imagen de su hijo con un mensaje:

(Sigue leyendo después de la entrada)

Por favor. Devuélveme mi dinero Darreen Smith. Tengo 8 años y me has vendido un teléfono roto y me has hecho llorar.

Tras el mensaje, las muestras de solidaridad ofreciéndole dinero se multiplicaron. Finalmente, la madre de Oliver aceptó otro teléfono de un usuario, antes de declarar: "Es agradable ver que hay personas dignas en el mundo".

QUERRÁS VER ESTO:

El verdadero niño de la camiseta de Messi

ESPACIO ECO