TENDENCIAS
04/02/2018 02:22 CET | Actualizado 04/02/2018 06:23 CET

'La librería', de Isabel Coixet, Mejor película en los Goya 2018

'Handia' se llevó el mayor número de estatuillas, 10, en una gala aburrida marcada por los dardos feministas.

La directora Isabel Coixet recibe el Goya a la Mejor película por 'La librería' de manos de Carlos Saura.
EFE
La directora Isabel Coixet recibe el Goya a la Mejor película por 'La librería' de manos de Carlos Saura.

La librería, de Isabel Coixet, dio la sorpresa en la 32ª edición de los Premios Goya —en la que Handia y El Autor partían como favoritas con 13 y 12 nominaciones—. La cinta, que optaba a 9 estatuillas, se llevó dos de las más importantes de la noche: la de Mejor película y Mejor dirección. Handia triunfó en número de cabezones: 10.

Coixet, que ya se había llevado el galardón a la mejor realización por La vida secreta de las palabras, era la única mujer nominada de su categoría. También lo era Carla Simón en la de Mejor dirección novel, y también se llevó el Goya a casa.

Consulta la lista completa de ganadores de los Goya 2018

En el apartado interpretativo, Javier Gutiérrez se alzó con el cabezón a Mejor actor por su trabajo en El Autor mientras que Nathalie Poza hizo lo mismo en la categoría femenina por No sé decir adiós.

David Verdaguer (Verano 1993) y Adelfa Calvo (El Autor) se llevaron los galardones a Mejor actor y actriz de reparto, mientras que los de Revelación fueron a parar a Eneko Sagardoy (Handia) y a Bruna Cusí (Verano 1993). El Goya de Honor recayó en la actriz Marisa Paredes.

HUFFPOST

El intento de humor de los chanantes Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes, los presentadores de la ceremonia, dejó fríos a muchos y se tradujo en una gala más bien aburrida. Otros se lanzaron a pedir en redes sociales para que Paquita Salas o Cristina Castaño —protagonistas de sendos monólogos— sean las conductoras de la próxima edición.

Los abanicos rojos, los dardos feministas y la presencia de algunos políticos marcaron una noche en la que la gran ausente fue Yvonne Blake, presidenta de la Academia de Cine, que está recuperándose de un ictus que sufrió el 3 de enero.

De Penélope Cruz a Leticia Dolera: la alfombra roja

Cine y moda se dieron la mano este sábado en el Madrid Marriot Auditorium Hotel. La actriz Penélope Cruz fue una de las que más flashes acaparó, con un diseño blanco de Versace. Las actrices Hiba Abouk, de Azzedine Alaïa; Anna Castillo, de Villalba Atelier; y Belén Cuesta, de Pedro del Hierro, llevaron algunos de los looks más espectaculares.

GTRESONLINE

También llamó la atención Leticia Dolera, con un impecable traje azul y un mensaje muy claro: "Creo que el hecho de que vengamos con taconazos y vestido largo es dar un relato muy Disney. Quiero mostrar a las niñas que me vean hoy que pueden ir elegantes con traje y zapato plano".

Una noche fría pero llena de abanicos

En la alfombra roja apenas se vieron: sólo algunas actrices como Penélope Cruz y Bibiana Fernández; las directoras Isabel Coixet y Carla Simón; y políticos como Pedro Sánchez o Pablo Iglesias posaron con abanicos rojos.

Este accesorio, con el lema #Másmujeres, sí fue más protagonista durante la ceremonia, tanto entre el público como en el escenario, donde los lucieron Carla Simón, Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla o Nathalie Poza. La Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales repartió 1.800 para denunciar la "situación alarmante" que supone el desequilibrio de mujeres y hombres en el cine.

Una alfombra política

Los Goya volvieron a ser un punto de encuentro para representantes políticos de todos los partidos. El ministro de cultura, Íñigo Méndez de Vigo, asistió junto a la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat. Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Ciudadanos) y Alberto Garzón fueron acompañados por sus parejas.

Pablo Iglesias, líder de Podemos, fue con el secretario de organización del partido, Pablo Echenique. Durante la gala, Iglesias tuvo que explicar a través de Twitter que "no estaba castigado" por no estar sentado en el patio de butacas: estaban ubicados en el "único sitio donde podía entrar la silla" de Echenique.

Campo de nabos feminista

Fue una noche femenina, pero no sólo por los premios en dirección a Isabel Coixet y Carla Simón; también por las reivindicaciones que se extendieron durante toda la gala. Leticia Dolera llegó pisando fuerte, aunque su intervención más exitosa se produjo cuando Joaquín Reyes se sentó a su lado. "Os está quedando un campo de nabos feminista precioso", le dijo al copresentador.

A Dolera le siguió la actriz Cristina Castaño. Su compañera fue igual de directa cuando salió a entregar uno de los premios de la noche: "Soy la encargada de presentar los Goya... o sea, no, perdón. Los Goya no. Los Goya este año los presentan dos hombres. Está muy bien porque hasta ahora sólo lo había hecho uno". Y luego vino la Terremoto de Alcorcón. Pepa Charro avivó la llama feminista cuando decidió preguntar a Leiva, a José Mota y a Eduardo Casanova esas cuestiones vitales que siempre le plantean a las actrices: "¿Para cuándo fundar una familia? Se te va a pasar el arroz, cariño".

Poco humor, desorganización e hipocresía

Mensajes como "esta cosa que nos está ocurriendo está haciendo bueno al rap de Resines" fueron de lo más repetido durante la gala. Que los chanantes condujeran la gala prometía mucho humor y faltó por todos lados, por lo que muchos espectadores echaron de menos a Dani Rovira, presentador de las tres anteriores ediciones.

La hipocresía a la hora de reivindicar el feminismo cuando eran dos hombres los que llevaban el peso de la noche y la desorganización —una de las estatuillas tardó un buen rato en llegar al escenario— alimentaron las incisivas críticas de los tuiteros.

Paquita para 2019

Tuvo que llegar Paquita Salas para darle un giro a una (hasta ese momento) anodina ceremonia. El personaje de la serie de ficción creada por Javier Ambrossi y Javier Calvo, y que interpreta el actor Brays Efe, salió a entregar el premio a Mejor actriz revelación y consiguió en sólo siete minutos meterse al público en el bolsillo.

Era Paquita, la dueña de PS Management, en estado puro, con bromas para Pedro Almodóvar y su hermana Tinín, para Macarena García e incluso para Javier Bardem. Fue tal su actuación que rápidamente en Twitter se creó el movimiento #Goya2019 para pedir que Paquita se convirtiese en presentadora de la próxima edición. ¿Habrá un movimiento en change.org?

Marisa Paredes, Goya de Honor

La actriz Marisa Paredes se llevó este sábado su primer cabezón, el de Honor, y una gran ovación. En su dilatada carrera había estado nominada por sus papeles en La flor de mi secreto y Cara de acelga, pero nunca había resultado ganadora.

"Por fin nos vemos las caras tú y yo", dijo en cuanto tuvo la estatuilla en sus manos. "La vida de una actriz es como un tiovivo, como la ruleta de la fortuna. Yo he tenido la fortuna de que muchos directores confiaran en mí, y han tenido la suerte de que yo también confiara en ellos", aseguró en un discurso tan conciso como emotivo.

Photo gallery Alfombra roja Goya 2018 See Gallery

Photo gallery Políticos en los Goya 2018 See Gallery

ESPACIO ECO