POLÍTICA
12/02/2018 13:38 CET | Actualizado 13/02/2018 12:07 CET

Granados implica a Cifuentes y acusa a Aguirre de pagar campañas paralelas con dinero público

Afirma que el expresidente González y la actual presidenta madrileña mantuvieron una relación sentimental.

Tira de la manta. El exconsejero Francisco Granados ha afirmado hoy ante el juez que en las elecciones autonómicas de 2007 y 2011 se pagaron gastos de "refuerzo" de la campaña de Esperanza Aguirre con fondos de la Comunidad de Madrid, una "caja b" que comenzó dirigiendo Ignacio González y que conocía Cristina Cifuentes.

En su declaración a petición propia, Granados ha atribuido a Aguirre y González todas las decisiones que se tomaban en la Comunidad y ha dicho que la actual presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, formaba parte del círculo de poder de González, según han informado a Efe varias fuentes presentes en su declaración.

A su salida de la Audiencia Nacional, Granados ha afirmado a los periodistas que "independientemente" de la campaña electoral del PP "perfectamente contabilizada y legal", es "consciente" de que "ha habido una campaña paralela de refuerzo a la campaña de Aguirre" fuera del ámbito del partido.

Esa estructura de refuerzo estuvo "en una primera fase a las órdenes de González y fue pagada a través de gastos de publicidad que se encargaban a empresas del ámbito de la Comunidad de Madrid", ha dicho Granados, que estuvo en prisión más de dos años y medio por este caso.

Respecto a Cifuentes, ha dicho que cuando se celebraron esas campañas electorales financiadas de forma supuestamente irregular, ella era secretaria de Política territorial del PP madrileño y que conocía de estas prácticas.

Además, en un momento determinado de su interrogatorio, que ha comenzado a las 10.00 horas, ha afirmado que el expresidente Ignacio González y su sucesora en el cargo, Cristina Cifuentes, mantuvieron una relación sentimental, situándola entre los dirigentes con poder decisorio en Madrid.

EFE

Cifuentes se querellará contra Granados

PSOE y Unidos Podemos han reclamado la comparecencia de Cifuentes en el Congreso de los Diputados ante la comisión de investigación por la supuesta financiación irregular del PP.

Cristina Cifuentes, por su parte, al conocer las declaraciones de Granados, ha anunciado que va a presentar "de inmediato" una querella criminal contra él por lo que considera "un cúmulo de falsedades y un grave atentado contra su honor y su imagen".

Ha asegurado estar "tranquilísima" y no tener "nada que ocultar" sobre su trayectoria política, y ha confiado en que la justicia actúe contra Francisco Granados porque "difamar y calumniar no puede salirle gratis a nadie".

En declaraciones en el Canal 24 horas de TVE, Cifuentes ha dicho no comprender la estrategia de defensa "absurda y arriesgada" de "un presunto delincuente" que "ante un panorama muy negro, ha intentado diluir su responsabilidad para ver si de esa manera lo suyo se queda más pequeñito".

De ahí que vaya a presentar una querella "y probablemente emprenda también acciones civiles" en defensa de su honor. "No voy a permitir que nadie, se llame Francisco Granados o se llame como se llame, tire por tierra mi honor".

Granados, pese a las acusaciones, no ha entregado ningún documento para probarlas ni tampoco ha detallado la cantidad de dinero público que se usó extraoficialmente para ese "refuerzo" de campañas.

En concreto, ha explicado que cree que el dinero para pagar esa campaña de manera supuestamente irregular provenía fondos de publicidad del Canal de Isabel II y de la propia Comunidad de Madrid.

Sin embargo, Granados se ha desentendido de esa financiación paralela porque, aunque entonces era secretario general del partido, no ejercía como tal, y ha atribuido a Aguirre y a González el control de todo lo que se hacía en la Comunidad de Madrid.

Según Granados, no había nada en el partido ni en la Comunidad que ambos no supiesen y eran ellos los que nombraban a los altos cargos de la Comunidad y los que controlaban los asuntos que se trataban en el Consejo de Gobierno.

Dice que fue Rajoy el que descubrió Gürtel

Ha destacado que no es cierto que fuera Aguirre quien, como ella misma dijo, destapara el caso Gürtel, sino que fue el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien lo hizo al detectar irregularidades en dos adjudicaciones en los municipios madrileños de Arganda del Rey y Majadahonda.

Aguirre, ha dicho, le llamó y le dijo que Rajoy le había recomendado hablar con él porque era un hombre de pueblo, frente a Ignacio González, que era un sinvergüenza.

Entonces, a él le encargaron que gestionara la adjudicación de Majadahonda, que no se llegó a conceder, y a González la de Arganda del Rey, una operación que sí se realizó porque, según la versión de Granados, González recibió comisiones en ella.

El ex secretario general del PP madrileño ha vuelto a defender que el dinero que tenía en Suiza, 1,6 millones de euros, lo obtuvo de su actividad en la bolsa cuando trabaja en la entidad Crédit Lyonnais y que cuando traspasó esta cantidad a su exsocio David Marjaliza, este le cobró una comisión de 200.000 euros por la operación.

EFE

En relación a las anotaciones halladas en una agenda intervenida a Granados, el exconsejero madrileño ha negado que se tratasen de apuntes contables con entradas y salidas de dinero en b, como declaró Marjaliza, sino que hacía referencia a personas que movilizaban asistentes para actos del partido.

Sobre el apunte "JLM", ha negado que se tratase del exconsejero de OHL Javier López Madrid, sino que se refería a "Juntas de Gobierno Locales" y "Juntas de Gobierno Municipales".

Granados, que ha comparecido ante el juez durante unas tres horas y media en las que únicamente ha contestado a su abogado, seguirá declarando el próximo 20 de septiembre por la tarde, cuando previsiblemente contestará a las preguntas de la Fiscalía.

Cristina Cifuentes

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

NOTICIA PATROCINADA