POLÍTICA
16/02/2018 21:55 CET | Actualizado 16/02/2018 22:01 CET

Zapatero, Pajín y el I Premio Carme Chacón: "No podemos consentir ni una crítica de desprecio machista"

El zapaterismo reivindica sus avances sociales pero advierte de que queda "camino por recorrer" en la igualdad

PSOE

Emoción, recuerdos y mucha reivindicación. El primer premio Carme Chacón, entregado a la exministra Leire Pajín por el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, se ha convertido en un homenaje a la fallecida titular de Defensa, pero también a aquel Gobierno socialista y la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres.

Una tarde-noche llena de símbolos durante la entrega del premio realizada en el Espacio Mujer Madrid (EMMA), de la Fundación José María de Llanos, un centro dedicado a la atención integral de mujeres en el popular barrio de Entrevías. Y con mucha reivindicaciones por el camino que falta por recorrer para lograr la igualdad.

Pajín ha sido la encargada de recibir el primer premio Carme Chacón, de la agrupación socialista Entrevías-Pozo, de la mano de Rodríguez Zapatero. Hasta allí se han acercado antiguos compañeros de Gobierno como Juan Fernando López Aguilar, Miguel Ángel Moratinos, Miguel Sebastián, Ángeles González Sinde, Ángel Gabilondo y Jordi Sevilla.

Y no han faltado a la cita tampoco socialistas como Mertixell Batet, José Miguel Franco, Antonio Miguel Carmona, Juan Segovia, José María Barreda, Fernando Moraleda y Purificación Causapié. De la actual dirección del PSOE, han estado presentes Beatriz Corredor, Pedro Casares y Francisco Polo. Muy emocionados han asistido los familiares de Pajín y de Chacón.

PSOE

"Mucho camino por recorrer"

Una emoción que se asomaba casi en forma de lágrimas en Pajín y Zapatero. "Muy feliz" se sentía la exministra de Sanidad por recibir el premio que lleva el nombre "de la mejor socialista que hemos conocido nunca".

Chacón era una amiga, una confidente para Pajín: "Carme era una socialista de raza". Ha confesado desde el "alma y el corazón" que se acuerda todos los días de la exministra de Defensa. La echa "de menos" en estos días, con temas como el procés catalán. Añora su "liderazgo", "su altura de miras" y "su política en mayúscula". Ha insistido en su visión de que Cataluña es "muy importante, pero más sí pertenece al proyecto global de España y de Europa".

Una "altura de miras", ha continuado, como la de Rodríguez Zapatero. Pajín dejó la política activa en el verano de 2012 y ahora está centrada en el Instituto de Salud Global. Hacía tiempo que no se le escuchaba un discurso ante los medios.

PSOE

"Echo de menos a Carme y su determinación en la lucha a favor de la igualdad. Y tengo que reconocer, lo hablo mucho con las amigas, que me debato estos meses entre la esperanza y, a veces, entre la decepción y la tristeza. La esperanza porque hay un movimiento global de mujeres que se sienten arropadas y han dicho basta ya. Pero también la tristeza, ya que cada vez que hay un grupo de mujeres que dan un paso al frente inventan otro para banalizarlo y desacreditarlo", ha reflexionado.

Y ha agregado Pajín: "Desgraciadamente hemos dado muchos pasos por delante, pero queda mucho camino por recorrer para conseguir la igualdad de oportunidades".

La también ex secretaria de Organización del PSOE ha reivindicado las políticas de la época de Zapatero y la falta de reconocimiento desde algunos sectores. "Lo hemos visto estos días una vez más. Es muy fácil criticar, querido presidente, lo difícil es arremangarse, sentarse una mesa, ponerse en el lado del otro y apostar por la paz", ha dicho en alusión al papel del expresidente en Venezuela, lo que ha provocado un fuerte aplauso entre los asistentes.

Pero, ha continuado, no les debe "sorprender": "¿Es que era fácil subirse a un avión embarazada e irse a Afganistán? ¿Fue fácil apostar por un diálogo en un país que venía siendo golpeado por el terrorismo? No lo fue, pero hoy Euskadi vive en paz. ¿Es que fue fácil apostar por los derechos civiles de hombres y mujeres? Éramos antipatriotas, traidores, traicionábamos a la patria y hasta los muertos", ha lanzado.

Y ella misma lo ha resumido: "Hoy también es un acto de sentido de pertenencia. Y nos hace mucha falta. En tiempos de crisis y duros, mucho más".

PSOE

Zapatero no olvida las críticas "burdas y zafias" contra sus ministras

Esos recuerdos de aquellos tiempos también han asaltado a Rodríguez Zapatero, que ha querido hacer un breve discurso después de entregar el premio. Ha hecho algunas confesiones, como que cuando tenía que tomar una decisión importante, siempre llamaba en último lugar a Pajín porque sabía que le iba a decir "hazlo, presidente". "Era la más valiente", ha aseverado.

Además, ha reivindicado con fuerza sus gobiernos paritarios: esa visión "humanizada" de la política que aportaban sus ministras. "Lo que tenemos que aspirar es que en los próximos gobiernos socialistas que vendrán haya más mujeres que hombres".

El expresidente ha revelado que una de las cosas que peor llevaba durante su mandato eran las críticas "zafias y burdas" contra sus ministras, como las recibidas por Pajín y Bibiana Aído. "No lo olvido, no lo olvidéis, no lo volváis a consentir", ha señalado.

En este punto, ha pedido a todos: "No podemos consentir ni una crítica de desprecio machista".

Para Zapatero, la historia de la Humanidad "es la historia de la dominación de los hombres por las mujeres". "Es la desigualdad más difícil de superar, incluso más que la económica", ha advertido, pero a la vez se ha mostrado "optimista" de cara al futuro conforme haya más mujeres en puestos de responsabilidad.

Futuro y psado. Zapatero ha querido reivindicar los avances y la "seguridad que da tener la historia". "Fijaos en estos partidos nuevos, con tan poca hoja de servicios y cuánto presumen. Y nosotros con esta hoja impresionante de servicios y cuánto a veces miramos para abajo", ha indicado.

LA NATURALEZA SÍ QUE SABE