TENDENCIAS
17/02/2018 10:10 CET | Actualizado 17/02/2018 10:11 CET

Cómo quedarte calvo con estilo

"Asume tu situación y sé honesto contigo mismo si quieres mostrar tu mejor versión".

Cuando la línea de nacimiento del pelo empieza a retroceder o te empiezan a clarear las ideas, puede que pienses que has perdido todo el control sobre el estilo de tu pelo y que tus opciones en la peluquería quedan muy limitadas. Sin embargo, hay formas de adaptarse al cambio que pueden resultar muy favorecedoras, como ha sido el caso del príncipe Guillermo de Inglaterra al dar la sorpresa con un nuevo corte (radical) que ataja su pérdida de cabello.

Vale, no todo el mundo cuenta con la adoración asociada al hecho de haber nacido en la realeza, pero hay diversas opciones para todo aquel que se esté quedando calvo. El estilo lo es todo, como bien sabe Mark Maciver, célebre barbero y peluquero de SliderCuts (en Londres), por el que han pasado famosos como los raperos Stormzy y Tinie Tempah o el boxeador Anthony Joshua. Este estilista defiende que las preocupaciones por el pelo pueden abordarse mediante la educación.

Yui Mok - PA Images via Getty Images
El nuevo corte de pelo del príncipe William recibió muchos elogios.

La edición británica del HuffPost se ha puesto en contacto con Mark Maciver y le ha pedido sus recomendaciones para arreglarse el pelo cuando empieza a escasear, de tal forma que las zonas que clarean parezcan haber sido puestas ahí estratégicamente.

"No olvides que hay muchos estilos de pelo que te quedarán bien, estés en la situación en la que estés", asegura el estilista.

SliderCuts

No pierdas tu individualidad

Independientemente de si te estás quedando calvo por la parte superior de la cabeza o por la línea del pelo, tienes que pensar en un corte que te quede bien a ti, no a otra persona.

"Muchas veces los clientes vienen con fotos de otras personas con el corte de pelo que les gustaría hacerse, pero no pueden por el color del pelo, la forma de la cabeza, la línea del cabello, la pérdida de pelo, el tono de piel, la textura del pelo y otras variantes, de modo que lo que hay que hacer es pensar con el estilista para averiguar qué estilo te quedará mejor a la hora de armonizar la caída de pelo o conservar la línea de nacimiento del cabello", explica Maciver.

Sé consciente de cuándo hay que darse por vencido

A veces, la mejor opción es cortártelo del todo.

"En ciertos casos, no hacerlo puede ser como llevar una camiseta de la talla M cuando deberías llevar una XXL; eres consciente de que no te queda bien, pero aun así intentas aferrarte a algo que ya no está. Al final, acabas atrayendo la atención justo a eso que estás tratando de ocultar, así que asume tu situación y sé honesto contigo mismo si quieres mostrar tu mejor versión", recomienda el estilista.

Jim Spellman via Getty Images
Jason Statham asumió su calvicie y lleva el pelo muy corto.

Trucos para que las zonas más claras parezcan más pobladas

"Yo, si le corto el pelo a un cliente que tiene algunas zonas poco densas, la técnica que uso es no tocar la zona que clarea. Así, hago que parezca lo más densa posible", comenta Mark Maciver.

"Corto el pelo alrededor de esa zona, la rebajo para que dé la impresión de que está parejo y mucho más equilibrado. No se trata solo de pasar la maquinilla por el pelo, sino de ver también qué zonas están más o menos densas, rebajar las zonas más densas y no tocar mucho las zonas que clarean para crear un efecto de uniformidad", prosigue.

A post shared by Mark Maciver (@slidercuts) on

No te obsesiones con el número de la maquinilla

"Es importante que recuerdes que no se trata de cortártelo al uno o al dos. Los números de la maquinilla son útiles, pero a veces no ayudan, ya que el uno puede quedar muy distinto en dos personas diferentes según la textura de su pelo, su color de piel o su patrón de rizado" advierte Maciver.

"De modo que no se trata de los números, sino de entender qué es lo que buscas e intentar acercarte lo máximo posible a esa idea. Puede que quieras rebajar el pelo para dar la impresión de que está todo uniforme. No importa si realmente está al mismo nivel, lo que importa es que parezca que está al mismo nivel", puntualiza el estilista.

A post shared by Mark Maciver (@slidercuts) on

Las cortinillas no tienen por qué ser un chiste

No hay que olvidar los métodos consolidados de la vieja escuela, que llevan usándose durante años: los tupés y las cortinillas.

"Nos reímos mucho de estos métodos, pero, en realidad, el método de la cortinilla también puede usarse con el pelo afro, aunque no se trata tanto de hacerse una cortinilla hacia un lado, sino hacia delante. Por ejemplo, si a alguien le empieza a clarear el pelo por la zona delantera, le cogería el pelo de más atrás y lo peinaría hacia delante para cubrir esa zona, adelantando su línea de nacimiento del pelo de forma que no quede tan parcheada", ilustra Mark Maciver.

A post shared by Mark Maciver (@slidercuts) on

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

EL HUFFPOST PARA HONEST