INTERNACIONAL
26/03/2018 15:40 CEST | Actualizado 27/03/2018 06:58 CEST

Estados Unidos expulsa a 60 diplomáticos rusos por el ataque al exespía Skripal

Otros 17 países europeos han expulsado a representantes rusos.

EFE
Imagen de archivo de la embajada rusa en Berlín.

Al menos 112 diplomáticos rusos serán expulsados por los gobiernos de 21 países occidentales en respuesta al envenenamiento perpetrado contra el exespía Sergei Skripal y su hija, Yulia, en suelo británico, que el Reino Unido atribuye a Rusia.

El Gobierno de Estados Unidos ha ordenado la expulsión de 60 diplomáticos rusos y el cierre del Consulado de Rusia en la ciudad de Seattle como represalia por el ataque con gas nervioso en la ciudad inglesa de Salisbury.

Londres ya expulsó a 23 diplomáticos rusos como represalia por este ataque, del que responsabilizó directamente a Moscú, y logró la semana pasada el compromiso del resto de socios de la UE para que también el bloque comunitario tomase medidas al respecto.

Estados Unidos se ha sumado este lunes con un gesto similar por las "actividades desestabilizadoras" de Rusia. "Con estos pasos, Estados Unidos y sus aliados dejan claro a Rusia que sus acciones tienen consecuencias", ha advertido la Casa Blanca, en un comunicado en el que ha atribuido la orden al presidente, Donald Trump.

Además de Estados Unidos, Ucrania ha anunciado la expulsión de 13 diplomáticos rusos, Canadá ha ordenado la salida del país de cuatro de ellos y Australia expulsará a dos.

Rusia responderá de manera "recíproca" a las expulsiones pero la decisión final la adoptará el presidente Vladímir Putin, ha declarado el Kremlin.

"Tenemos que analizar la situación... se hará un análisis en la Cancillería, y luego se le presentarán al presidente propuestas de los pasos de respuesta. La decisión definitiva la adoptará el jefe del Estado", ha detallado el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a los periodistas.

EXPULSIONES TAMBIÉN EN EUROPA

La UE en su conjunto considera "muy probable" y "la única explicación posible" la tesis que apunta a Moscú como responsable del envenenamiento de Skripal, pese a que Rusia rechaza su implicación.

Diecisiete estados miembros de la UE han decidido expulsar a 56 diplomáticos rusos, una acción coordinada que se suma a la respuesta internacional al envenenamiento del exespía ruso.

Esta reacción es una "consecuencia directa de las discusiones del Consejo la pasada semana sobre el ataque de Salisbury" y no excluye "medidas adicionales, incluidas más expulsiones, en los próximos días o semanas", ha anunciado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en Twitter.

El jueves los líderes de la UE expresaron su apoyo a Reino Unido, que la semana pasada ya expulsó a 23 diplomáticos rusos, medida que fue replicada en los mismos términos por Moscú.

Los países que han movido ficha contra Rusia son Francia (4), Polonia (4), Alemania (4), la República Checa (3), Lituania (3), Dinamarca (2), Italia (2), Holanda (2), España (2), Albania (2), Finlandia (1), Hungría (1) Rumanía (1), Letonia (1), Estonia (1), Croacia (1) y Suecia (1).

Bélgica no ha anunciado aún medidas a nivel nacional pero debatirá el tema en un Consejo de Ministros.

Islandia no irá al Mundial y Portugal espera a ver qué hace la UE

"Entre las medidas tomadas por Islandia están el aplazamiento temporal del diálogo bilateral al más alto nivel con las autoridades rusas. En consecuencia, los líderes islandeses no asistirán a la Copa del Mundo de Rusia este verano", ha señalado el Ministerio de Asuntos Exteriores de este país nórdico.

La medida obedece al hecho de que todos los aliados "más próximos" de Islandia han reaccionado hoy contra Rusia, a quien las potencias occidentales acusan de estar detrás del ataque.

El Gobierno islandés considera que se trata de "una grave violación de las leyes internacionales que amenaza la seguridad y la paz en Europa" y cree que la respuesta rusa ha sido deficiente, por lo que Moscú debe proporcionar explicaciones "creíbles".

Portugal ha apuntado que "toma buena nota" de las decisiones a nivel europeo pero no ha anunciado ninguna en suelo luso y ha apelado a la "concertación" en el seno de la UE para afrontar la situación.

La primera y hasta el momento única acción coordinada de los 28 Estados miembros de la UE, que mantienen posiciones diferentes en cuanto a sus relaciones con Rusia, ha sido la llamada a consultas al embajador de la UE ante este país, Markus Ederer.

ESPACIO ECO