INTERNACIONAL
08/07/2018 11:58 CEST | Actualizado 09/07/2018 00:35 CEST

Se interrumpe el rescate de los niños atrapados en la cueva de Tailandia

Son cuatro los niños que han salido y trasladado al hospital.

El rescate de los 12 niños y un adulto que llevaban 15 días atrapados en una cueva de Tailanda se ha interrumpido entre 10 y 24 horas, según ha informado Narongsak Ossottanakorn, portavoz oficial de los efectivos de rescate, porque"el oxígeno se ha agotado".

El portavoz explicó que necesitan reponer las bombonas de aire comprimido colocadas a lo largo de la travesía y evaluar la nueva fase del operativo. El rescate se reanudará este lunes. "Comenzaremos en un rango entre dentro de 10 horas y en menos de 24", estimó Narongsak.

Cuatro niños, no seis como informaron las autoridades en principio, ya han sido rescatados e ingresados en el hospital de Chiang Rai en "perfecto" estado de salud, aunque no se ha comunicado ni su nombre ni su edad. Uno de ellos está recibiendo "un examen en profundidad" por precaución.

En cualquier caso, el portavoz afirmó que "la operación está yendo mejor de lo esperado, está siendo más exitosa de lo que nos podíamos imaginar".

De los rescatados, al menos dos habrían sido evacuados en un helicóptero con destino al hospital general de Chiang Rai, capital de provincia de mismo nombre y donde se encuentra la cueva.

Una ambulancia también ha abandonado con las luces de emergencia encendidas y a gran velocidad el monte donde está la entrada de la gruta, según pudo ver Efe.

Otros ocho niños y el monitor del grupo continúan en la gruta a la espera de ser rescatados por el equipo de buzos encargado de la misión de salvamento, que, como indicaron las autoridades, puede durar dos o tres días en completarse y que los expertos consideran de alto riesgo.

Los padres de los niños atrapados han escrito una carta de apoyo al entrenador de los pequeños y le han pedido que no se culpe por acabar en esta situación. "Gracias por cuidar de nuestros hijos. Entrenador, usted está ahí con ellos. Salga con ellos, sano y salvo. No se culpe", han escrito los padres.

Rescate tras 15 días de encierro

15 días han pasado desde que los 12 integrantes de un equipo de fútbol infantil y su entrenador quedasen atrapados en la cueva de Tailandia sorprendidos por la lluvia que sepultó la cavidad.

Tras dos semanas de angustia, un equipo de 18 buzos (13 internacionales y cinco tailandeses) comenzaron este domingo, a las 10 de la mañana (05.00 hora española), las tareas de salvamento.

Photo gallery Rescate de los niños de la cueva de Tailandia See Gallery

Al tiempo que comenzó la operación, el Gobierno tailandés dio detalles de los pormenores de la misma, comenzando por el hecho de que no hay tiempo para enseñar a los pequeños a nadar, como se especuló en un primer momento.

Durante toda la operación, cada niño estará acompañado por dos buzos, con tanques de oxígeno y máscaras de rostro entero para facilitar la respiración. La salida se hará con tres grupos de cuatro, con un total de cuatro niños y ocho buzos por grupo. El profesor saldrá el último.

Todos ellos se guiarán por una cuerda a través de los vericuetos de la cueva, en especial su temida depresión en forma de U, donde tendrán que pasar obligatoriamente en fila india porque el espacio apenas alcanza el medio metro de altura, con las bombonas por delante.

El objetivo es la llamada "cámara 3", donde el agua ha retrocedido. Desde allí, los jóvenes podrán salir andando hasta el exterior.

El momento exacto

"Hemos estado esperando hasta el momento exacto para comenzar la evacuación. Está todo preparado para garantizar el éxito de la misión", declaró en rueda de prensa Narongsak Ossottanakorn, portavoz oficial de las operaciones.

Los rescatistas, trece extranjeros y cinco miembros de élite de la Marina tailandesa, han recorrido unos cuatro kilómetros de lúgubres pasadizos con inundaciones parciales y desniveles hasta llegar donde se encuentra el grupo, al que han acompañado en su camino al exterior.

"Estamos completamente preparados", dijo Narongsak al referirse al descenso de los niveles de agua subterránea y la condición física y psicológica de los menores.

Las tareas, que procederán de manera gradual y evacuando una a una a las víctimas, podrían extenderse dos o tres días.

"Ellos pueden caminar ahora a lo largo de mucha partes. Es el momento mas adecuado para sacarlos", explicó el representante oficial, sin aclarar si los niños tendrán que bucear en algún tramo.

Todos ellos han recibido ya un intensivo entrenamiento para aprender a manejar los equipos de inmersión.

Doctores y miembros de la asistencia sanitaria han sido desplegados dentro y en las proximidades de la caverna para proceder a un posible traslado de emergencia del grupo, apuntó Narongsak.

Las autoridades dieron órdenes para que los más de mil periodistas apostados en las proximidades de la cueva abandonasen la zona. "Necesitamos el terreno para hacer una evacuación adecuada", indicó el portavoz.

Un rescate marcado por la amenaza de lluvias

La avanzadilla de fuertes lluvias que regó la noche del sábado la región marcó el inicio de las operaciones.

Las precipitaciones son una de las principales preocupaciones, debido a que el agua filtrada por el monte puede volver a inundar las galerías.

Los familiares de las víctimas han sido informados sobre plan de extracción y han dado su visto bueno, remarcó Narongsak.

Tras una ventana meteorológica favorable las aguas han cedido a lo largo de todo el complejo subterráneo gracias a los escapes naturales y al incesante drenaje artificial.

La llegada de más lluvias, previstas desde este domingo hasta el miércoles, podrían aumentar la presión en la ya de por si complicada misión de rescate.

Colaboración internacional

"Unidos, vamos a llevarles a casa", publicaron los cuerpos de élite tailandeses en Facebook antes de comenzar la operación junto a esta imagen:

EFE

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha transmitido a través de Twitter su ánimo a la operación de rescate que se está desarrollando en Tailandia para sacar a un equipo infantil de fútbol atrapado en una cueva del norte del país.

"Estados Unidos está trabajando muy estrechamente con el Gobierno de Tailandia para ayudar a que todos los niños salgan de la cueva con seguridad", ha publicado el presidente norteamericano. "¡Gente muy valiente y muy capacitada!", ha añadido.

Los doce escolares y su tutor fueron encontrados la noche del lunes en una isla de terreno seco a cuatro kilómetros dentro de la caverna. El hallazgo se produjo tras nueve días de intensa búsqueda en la que participaron más de 1.300 personas.

Los menores y el adulto enclaustrados han podido recuperar parcialmente desde entonces las fuerzas al ser asistidos por médicos y psicólogos dentro de la gruta.

Los trece se internaron en las galerías el sábado 23 de junio tras un entrenamiento de fútbol cuando una súbita tormenta comenzó a inundar la cavidad y les cortó la salida.

EL HUFFPOST PARA HONEST