POLÍTICA
09/07/2018 12:56 CEST | Actualizado 09/07/2018 12:56 CEST

La genial comparación de Gabilondo que demuestra que Soraya y Casado son lo mismo que Rajoy y Aznar

"El enfrentamiento Soraya Sáenz de Santamaría-Pablo Casado era el duelo pendiente Rajoy-Aznar".

CADENA SER

El periodista Iñaki Gabilondo ha planteado una analogía de lo más gráfica —en la Cadena Ser—, tras el resultado de la primera vuelta de las primarias del PP que ha dejado un enfrentamiento entre Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado.

En este contexto, Gabilondo toma prestada una reflexión del periodista de El País Joaquín Estefanía, quien "fue el primero en apuntar que el enfrentamiento Soraya Sáenz de Santamaría-Pablo Casado era el duelo pendiente Rajoy-Aznar".

No obstante, Gabilondo matiza que ambos candidatos están "falseados convenientemente para la publicidad", de modo que se "Casado se presenta como Aznar, liberal, implacable con el nacionalismo, cerrado cualquier diálogo a los enemigos del Estado, olvidando que Aznar fue liberal de boquilla, con privatizaciones para sus amigos, antinacionalista salvo para engordar a Pujol cuando lo necesitó y cerrado a cualquier diálogo con ETA, a no ser que lo abriera él".

De igual modo, "Rajoy también sale muy mejorado en el póster de Soraya, fotografiado desde el lado bueno de la recuperación económica y ocultando el basurero social de la precariedad bendecida de los derechos sacrificados".

Pincha aquí para escuchar el comentario de Gabilondo en la web de la Ser

Joaquín Estefanía fue el primero en apuntar que el enfrentamiento Soraya Sáenz de Santamaría-Pablo Casado era el duelo pendiente Rajoy-Aznar. Me permito matizar que no es su duelo sino el de sus posters, falseados convenientemente para la publicidad. Casado se presenta como Aznar, liberal, implacable con el nacionalismo, cerrado cualquier diálogo a los enemigos del Estado, olvidando que Aznar fue liberal de boquilla, con privatizaciones para sus amigos, antinacionalista salvo para engordar a Pujol cuando lo necesitó y cerrado a cualquier diálogo con ETA, a no ser que lo abriera él. Lo dicho, el poster.

Rajoy también sale muy mejorado en el poster de Soraya, fotografiado desde el lado bueno de la recuperación económica y ocultando el basurero social de la precariedad bendecida de los derechos sacrificados.

Pelearán por tanto dos ilusiones ópticas con promesas que apunten en direcciones distintas. Soraya quiere ganar a Sánchez directamente y enseguida. Casado quiere recuperar a los huidos a Ciudadanos para poder así ganar después a Sánchez. Deberían celebrar un debate para dirimir su disputa interna y lo agradeceríamos todos porque así podríamos deducir hasta donde se va a elevar la puja por la bandera de España a fin de arrebatársela a Rivera.

En este contexto, la conversación de hoy en la Moncloa entre el presidente y el president entra de lleno en la campaña de los populares. La conversación Sánchez-Torra o las conversaciones, si hay más de una, serán una tarea titánica, como de buscadores de oro. Mucha grava que tamizar para extraer, si acaso, alguna pepita de valor. Pero, sin duda, Soraya y Casado tratarán de utilizar el encuentro en su provecho particular. O el PP en su provecho general, porque sospecho que en los próximos días la presión para que lleguen unidos al Congreso del día 20 se va a intensificar desde todos los frentes, incluidos los no políticos.

Si quieres leer más historias como esta visita nuestro Flipboard

JOHNNIE WALKER PARA EL HUFFPOST