VIRALES
27/07/2018 13:29 CEST | Actualizado 27/07/2018 13:53 CEST

Atención, chicos: así no estáis ligando, sino dando muy mal rollo

Y no. Esto sí que no es un caso aislado.

Getty Images

Durante los últimos años, las redes sociales han sido una vía fácil para denunciar el acoso y el machismo al que están sometidas las mujeres y, de alguna manera, no sentirse solas. Por eso, no es raro encontrarse cada día con distintas denuncias en Twitter de mayor o menor gravedad, pero todas ellas con algo en común: ponen en evidencia el machismo al que se ven sometidas las mujeres cada día.

Una de las imágenes que más se ha repetido ha sido la del trabajador que utiliza los datos personales para ligar con las clientas. Repartidores de pizzas, de grandes multinacionales... Varias mujeres han denunciado la invasión de su intimidad por parte de algunos de estos trabajadores. Pero la realidad, chicos, es que esto da bastante de mal rollo, además de ser ilegal. Y no sólo eso... Es que, cuando os ponéis pesados, además, es un delito de acoso. Pensadlo bien: ligar es muy distinto de acosar.

La última en denunciarlo ha sido una seguidora de la usuaria de Twitter @TeresaSanz9. Así lo ha contado esta última en su cuenta, adjuntando una foto de la conversación en la que un repartidor del Domino's Pizza utiliza los datos de una clienta para intentar entablar conversación con ella...

"Soy el repartidor que te llevó los combos esos anoche, me pareciste mona y me he permitido el lujo de hablarte", reza el mensaje de Whatsapp que recibió la clienta después de pegarse una buena cena. Y tango que se ha "permitido el lujo". Una lee eso y más que ganas de conocerle dan ganas de no volver a pedir pizza nunca.

Algunas de las respuestas al tuit demuestran que no ha sido la única a la que le ha pasado:

Pero esto no es nuevo: en 2016 otra usuaria ya denunció que uno de los repartidores de MRW había usado sus datos para tratar de dar con ella.

Además, chico no parecía tener muchas luces... ¿En serio no pilla la indirecta de la foto? Parece mentira que se tenga que recurrir a eso para deshacerte de un tío vía Whatsapp...

Además, parece que acosar no sale caro. Al menos eso es lo que le pasó a una usuaria británica de Just Eat. El chico que le llevo la comida a casa pensó que utilizar su teléfono móvil para ligar con ella era una buena idea, así como referirse a ella como 'baby' (chao). El chico le dijo que era un "fan" y le preguntó que si tenía novio, para luego desearle un "buenas noches, cariño".

¿Qué hizo Just Eat? Recompensarla, sí. Pero con ¡10 libras! Eso es lo que te recompensan cuando un loco —que además tiene tu dirección — ha cogido tu teléfono de unos datos confidenciales para ligar contigo.

Son muchas las denuncias que han hecho en redes sociales sobre las personas que utilizan los datos personales de las mujeres para acosarlas:

Hay quien pensará que "menudas exageradas". "Los chicos solo quieren ser majos", "buscan una historia de amor"... Pero los que piensan eso no saben el mal rollo que da que un tío cualquiera pueda utilizar tus datos a sus anchas, independientemente de la política de la empresa para la que trabaja.

Pensadlo chicos: en ese momento lo que piensas es que un tío tiene tu dirección, tu número de teléfono y hasta sabe lo que has cenado. Así que más que ganas de conoceros, entran ganas de abrir la puerta más o menos así:

Ligar no está mal. Acosar sí.

EL HUFFPOST PARA ACNUR