TENDENCIAS
06/09/2018 07:59 CEST | Actualizado 06/09/2018 07:59 CEST

El abogado de Asia Argento afirma que fue Jimmy Bennett quien abusó de la actriz

Las versiones de ambos se contradicen totalmente.

GTRES
La actriz Asia Argento, en Cannes el 19 de mayo de 2018.

Nueva vuelta de tuerca en el escándalo que rodea a la actriz Asia Argento, acusada de supuestamente haber agredido sexualmente al actor Jimmy Bennett en 2013, cuando éste tenía 17 años y ella, 37.

El abogado de Argento — una de las mujeres que han demandado al productor Harvey Weinstein por el mismo motivo e impulsora del movimiento #MeToo—, Mark Jay Heller, ha contado a TMZ que la actriz le envió un mensaje de texto sobre lo ocurrido en el hotel Ritz-Carlton en California.

"El chaval, excitado, saltó sobre mí... Tuve sexo con él. Fue raro", decía el mensaje. La actriz añadió que se quedó "congelada" cuando él estaba sobre ella. Según Heller, en ese momento "Asia decidió no presentar cargos contra él por abusos".

Según la versión del abogado, Bennett trató de extorsionar a Argento, especialmente cuando se enteró de que salía con el chef Anthony Bourdain: "Optó por inmiscuirse en esa relación y exigir dinero a Bourdain en consideración por no avergonzar a Asia e indirectamente a él".

Heller apunta que el chef, que falleció hace unos meses, accedió a pagar 380.000 dólares [unos 327.000 euros] al joven actor pese a que su pareja no hiciera "nada malo".

La versión del abogado es la contraria a la de Bennett, que The New York Times destapó el 19 de agosto. Según ésta, fue Argento quien pidió estar a solas con él, le dio alcohol, le enseñó varias cartas que le había escrito, lo besó, lo tumbó en la cama, le quitó los pantalones y le practicó sexo oral. Después se subió encima de él y tuvieron relaciones mientras ella le pedía que sacara fotos.

Dos días más tarde se hizo público un comunicado de Argento en el que negaba haber tenido relaciones sexuales con Bennett. Sí reconoció haberle pagado, pero porque éste le había pedido ayuda económica y porque Bourdain se temía que pudiera suponer publicidad negativa para ellos.

ESPACIO ECO