POLÍTICA
07/02/2019 20:33 CET | Actualizado 07/02/2019 20:38 CET

Manuel de la Rocha: "Pido a Sánchez que me presente también como a Pepu Hernández"

Entrevista al veterano socialista y aspirante a las primarias del PSOE en Madrid: "No busco el apoyo de aparatos, sino de los militantes"

CARLOS PINA
Manuel de la Rocha

En primero de Derecho ya era el delegado de clase. Siempre luchando contra lo que consideraba injusto, desigual. Era esa España franquista de los sesenta que seguía todavía en blanco y negro, pero que muchos querían pintar en color. Se vinculó al grupo de Cuadernos para el Diálogo, y de la mano de Pablo Castellano empezaría a descubrir más tarde lo que era el PSOE. Pasó por la cárcel y hasta tuvo que hacer dos veces la mili por su militancia frente al dictador.

Una vida dedicada a la política, al sindicalismo y a la abogacía. Y hoy Manuel De la Rocha (Madrid, 1947) quiere ser alcalde de la capital. Para eso se ha presentado a las primarias del PSOE, en las que tendrá que competir con 'Pepu' Hernández, Chema Dávila y Marlís González. Todo ello con el mismísmo secretario general del partido, Pedro Sánchez, apoyando al exseleccionador nacional de baloncesto.

De la Rocha pide neutralidad en este proceso y va más allá: quiere que el propio Sánchez le presente su candidatura el próximo 19 de febrero en el Círculo de Bellas Artes. Exige que se respete a los militantes, que no solo sirven para "pegar carteles". A la vez que se muestra a favor de un pacto con las izquierdas después del 26-M. "Estaría encantado de que Manuela Carmena, buena amiga mía, fuera mi vicealcaldesa", confiesa en esta entrevista.

¿Por qué da este paso?

A mitad de octubre, muchos compañeros socialistas me plantearon que había que elegir un candidato y no había nombres: 'tú das un perfil que puede ser muy válido, eres una persona veterana, con experiencia política municipal, autonómica y en el Parlamento, y además experiencia profesional como abogado laboralista de la UGT y defensor de los derechos humanos'. Lo estuve reflexionando y llegué a la convicción de que podía ser un buen aspirante y un buen alcalde de Madrid. Entendí que no podía quedarme al margen por coherencia y lo anuncié tras decírselo a Pedro Sánchez, José Manuel Franco y Purificación Causapié.

Ha aparecido un mediático candidato, Pepu Hernández. ¿Qué le parece?

Ha aparecido tres meses después. Cuando me presenté, se habían convocado las primarias para todos los municipios menos Madrid. Y era previsible que se hiciera en un plazo corto, pero ha tardado y ha perjudicado porque no tenemos candidato y hay una especie de incomparecencia en el debate preelectoral. En la Comunidad está Ángel Gabilondo, excelente candidato. No tengo nada que objetar sobre Hernández, solo manifestar mi pleno respeto por él, a quien personalmente no conozco. Está por ver otras facetas con el posible rol como candidato Vamos a debatir en estas semanas de una manera democrática, fraternal, frente a los militantes y los madrileños para ver el que ofrece mejores ideas y proyectos.

¿Vio el acto del domingo de Pepu Hernández? ¿Qué le pareció con toda la plana mayor del PSOE?

No estuve.

¿Qué opinión tiene? Estuvo la dirección del PSOE e incluso personal de Moncloa...

Respeto la asistencia a ese acto de todo militante socialista.

CARLOS PINA
De la Rocha

Estaban Pedro Sánchez, José Luis Ábalos, Adriana Lastra... ¿cree que puede vencer al aparato socialista?

No busco el apoyo de aparatos, ni federales ni de Madrid. Busco el apoyo de los militantes, de los hombres y mujeres afiliados al PSOE, son los que tienen que votar. Son, somos mayores de edad. Los estatutos desde hace unos años han cambiado, estamos en un partido que es el primero que ha impuesto en España de manera general el sistema de primarias para encabezar las listas. A los candidatos no los eligen ni los designan los dirigentes, sino los militantes. Quiero defender hasta el final la autonomía de los militantes, su valor, poder y la responsabilidad. Además del compromiso y el papel nuestro, que no es simplemente pegar carteles.

SI soy el candidato, voy a recuperar a muchos votantes de izquierdas

Que asistan personas responsables me parece perfectamente legítimo, lo que creo que es más discutible es que el secretario general del PSOE haga la presentación pública con la legitimidad que tiene de uno de los precandidatos. Eso puede entenderse como una ruptura de la neutralidad que debe haber, quiero recordar que cuando se presentó a las primarias exigió neutralidad de la comisión gestora y lo consiguió. En coherencia con todo eso, pido al secretario general del partido que asista al acto de presentación de mi candidatura y me presente también a mí, para que estemos en igualdad de condiciones. Que haya un equilibrio entre ambos desde el punto de vista de la igualdad de medios en el PSOE. Y luego él que vote, aunque parece que está en la agrupación de Pozuelo, a quien considere.

¿Cuándo es su presentación?

El 19 de febrero en el Círculo de Bellas Artes.

Por cierto, ¿sabe que ese día saca libro Sánchez?

¿Pero lo presenta o sale?

Sale a las librerías.

No creo que sea una contraprogramación.

CARLOS PINA
De la Rocha

¿Le parece contradictorio que fuera al acto de Pepu Hernández con lo que había dicho en las primarias frente a Díaz?

No quiero valorar esa presencia, lo que sí quiero decir que para que haya el debido equilibrio y la neutralidad lo razonable es que venga a la presentación de mi candidatura.

El PSOE, por lo que vemos en las encuestas, ¿está condenado a ser la quinta fuerza en Madrid debajo incluso de Vox? ¿Es reversible?

Ha habido una encuesta en Telemadrid de 400 personas, con una validez técnica discutible. Pero sí es verdad que muestra algo que es real: el PSOE todavía no ha comparecido cuando se le pregunta por los candidatos a los madrileños. Pierde por incomparecencia. Estas primarias tienen que servir para que estemos presentes y quien salga elegido tenga un recorrido ganado. Estoy convencido de que los socialistas vamos a recuperar la confianza perdida y si soy el candidato, voy a recuperar a muchos votantes de izquierdas que se han ido a otras fuerzas. Incluso generar ilusión y confianza en muchos jóvenes, que pueden verse un poco defraudados por la gestión de Ahora Madrid, que ha sido manifiestamente mejorable.

Soy partidario del entendimiento con las fuerzas políticas y sociales de la izquierda

¿Le da miedo la irrupción de Vox?

Es un hecho preocupante. Creíamos que España estaba vacunada frente a la extrema derecha, que lleva varios años apareciendo en casi todos los países europeos. Y creo que al PP si algo hay que agradecerle es que haya tenido en su seno durante tanto tiempo a la extrema derecha de una manera controlada. Pero estábamos equivocados: ha cogido autonomía y va a tener presencia en muchos sitios. Y en Madrid, sin duda. Es una ciudad que a lo largo de los últimos doscientos años siempre ha tenido núcleos muy amplios de capas conservadoras, incluso ultras y reaccionarias que apoyaron pronunciamientos en el siglo XIX o la dictadura de Franco. Por tanto, parece que en coherencia con esa historia no es extraño que Vox tenga un buen resultado.

Lo que nadie esperaba en ningún caso es que la derecha democrática del PP e incluso Ciudadanos se dejara arrastrar por la extrema derecha, que vote con ellos en Andalucía y ponga un Gobierno pactado en una de sus patas con Vox. Y que anuncien que están dispuestos a hacerlo a Madrid o en otros sitios. Hay un tripartito de derechas que sí es una amenaza a los valores de la Constitución, la libertad, la tolerancia, el sentido del respeto, la diversidad, el pluralismo, la acogida del de fuera. Sin embargo, se está creando un germen de xenofobia, un discurso xenófobo del que se han dejado arrastrar el señor Casado y algunos medios. Confío en que los jóvenes y los mayores madrileños asuman la necesidad de votar y no quedarse en casa para impedir que en Madrid haya un gobierno del tripartito de derechas.

CARLOS PINA
De la Rocha

Habla de los pactos, van a ser importantísimos en estas elecciones. Nunca había estado tan fragmentado el panorama político. Si fuera el candidato del PSOE, ¿el día después optaría por pactar con el Más Madrid de Manuela Carmena o el Ciudadanos de Begoña Villacís?

Siempre he sido partidario del entendimiento con las fuerzas políticas y sociales de la izquierda. Creo que el cambio y la transformación se han hecho con gobiernos vertebrados alrededor del PSOE, pero fundamentalmente con fuerzas de izquierdas. Confío en que la izquierda mantengamos en Madrid una mayoría que nos permita gobernar y que el PSOE sea mayoritario y pueda ser alcalde. Y como en dicho en algunas ocasiones, estaría encantado de que Manuela Carmena, buena amiga mía, fuera mi vicealcaldesa.

Estaría encantado de que Carmena fuese mi vicealcaldesa

Este es el Gobierno más feminista de nuestra historia, el 8-M supuso toda una revolución social. De repente, hay una unas primarias en el PSOE de Madrid y solo concurren tres hombres. Ahora se ha presentado también una mujer. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué no han dado el paso más mujeres? ¿Existe todavía el techo de cristal?

Creo que ese techo de cristal en el PSOE de Madrid y en el PSOE en general en este momento no existe. Lo que quizá no ha habido es ninguna compañera que haya dado el paso. Ahora se presenta Marlís González, de mi agrupación y la conozco. Le doy la bienvenida a este debate democrático. Hay dos cosas importantes, la primera es que el PSOE es el partido que más ha defendido los derechos de las mujeres, la igualdad y la lucha contra la violencia de género, la trata y los vientres de alquiler. Y en el futuro también la lucha y la prohibición de la prostitución.

Si lograra la Alcaldía, ¿qué sería lo primero que haría al llegar al Palacio de Cibeles?

La prioridad es luchar contra la desigualdad profunda que hay en Madrid, entre los distritos del sur y del norte. Hay mucha gente que vive muy bien, pero otros bastante peor. Las diferencias de renta, en educación, cultura, incluso en esperanza de vida. Hay un dato pavoroso, un niño que nazca en una familia que vivan en Vallecas, Villaverde o Usera tiene una esperanza de vida tres o cuatro años inferior que uno que nazca en el barrio de Salamanca, Chamartín o Aravaca. Es una herencia que viene de largo y acrecentada por 26 años de gobierno del PP, y que tres años y medio de Ahora Madrid, con buenas intenciones no han sido capaces de suavizar. ¿Por qué? Han tenido unas graves limitaciones en la gestión. Y desde el punto de vista global de la ciudad se han dejado arrastrar por las inercias del PP y no han tenido un modelo, han ido entrando en los marrones que les había dejado.

CARLOS PINA
De la Rocha

¿Por qué es socialista? ¿Qué es ser socialista en 2019?

Ser socialista siempre tiene unos rasgos comunes, el sentimiento y la sensibilidad por la desigualdad social, por la falta de igualdad y libertad. Ahora una de las grandes banderas es la igualdad de género. Ser socialista es tener sensibilidad y conciencia del conflicto, de la desigualdad, del desempleo, del que vive explotado por un empresario malicioso que le contrata por unas horas y le paga bajos salarios. Es lucha por la igualdad y la dignidad.Y hay que seguir luchando contra los causantes, el modelo del sistema capitalista y la globalización financiera.

El Madrid de Manuel de la Rocha...

Rincón favorito: La plaza en la que me crié, la de la Villa de París, frente al Tribunal Supremo. Mis padres vivían en la calle General Castaños y bajaba de niño todos los días a jugar a las chapas y al fútbol. Vuelvo con cierta frecuencia.

Un museo para perderse: El Prado. Voy con cierta frecuencia. Me gustan mucho Goya y Velázquez.

Para tomar cañas: La plaza de Platerías, con sus bares y terrazas.

El lugar más romántico: Donde salía y pegaba la pava con mi mujer. Paseábamos por la plaza de la Villa de París y alrededores.

Un equipo de fútbol: Soy del Real Madrid, soy un seguidor acérrimo.

Un lugar para hacer deporte: La carretera, soy ciclista. Suelo hacer 3.000 kilómetros al año, la bicicleta me relaja. Salgo por la carretera de Colmenar hacia Manzanares, Soto. Y también por Torrelodones, los puertos de Galapagar y de la Cruz Verde. Y subir a la primera parte del puerto de Navacerrada.

Una canción: Pongamos que hablo de Madrid, de Joaquín Sabina.